Los portales inmobiliarios comienzan a ver síntomas de desaceleración en la compraventa de viviendas, tras conocerse el dato de septiembre de 2022, con 57.333 operaciones, según la estadística publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A pesar de que esas 57.333 nuevas transacciones suponen una subida interanual del 6,9%, el ritmo de las compraventas se ha reducido en ocho puntos porcentuales respecto a los datos de agosto de este año.

El portavoz de idealista, Francisco Iñareta, ha apuntado que los datos muestran que el enfriamiento de las compraventas «es una realidad».

«Aún así, en ningún caso podríamos hablar de batacazo para el sector, ya que las 57.000 viviendas vendidas suponen el mejor dato desde septiembre de 2007 y en cómputo global seguimos cerca de las 650.000 viviendas vendidas en 12 meses, una cifra récord desde junio de 2008», ha precisado.

Iñareta ha apuntado a una «sana ralentización de las operaciones y una señal de que el ciclo podría haber tocado techo», y ha mostrado su preferencia por esperar a la estadística de octubre para analizar el «alcance real» de la subida de los tipos de interés.

Desde pisos.com, coinciden en la percepción de desaceleración en la compraventa de viviendas. El director de Estudios del portal inmobiliario, Ferran Font, ya ha descontado que esta cifra «empezará a caer en las próximas estadísticas», basada en otros datos como la bajada de las transacciones en la vivienda nueva.

«Se empieza a vislumbrar la desaceleración prevista en el sector. Estas cifras se explican por la actividad acumulada, consecuencia de una demanda muy sólida que ha anticipado las compras a la primera parte del año ante los cambios que ya se están produciendo. Habrá que ir observando muy de cerca las próximas estadísticas para ver si va confirmándose poco a poco el cambio de tendencia», ha agregado.

Por su parte, la directora de Estudios de Fotocasa, María Matos, ha mantenido el optimismo en el mercado y ha pronosticado un «nuevo año dorado tras el ‘boom’ del 2007′.

«El ‘boom’ del sector inmobiliario todavía continúa a pesar de la subida de tipos de interés de junio y septiembre. La compraventa de viviendas indica que sigue habiendo una gran actividad en el mercado de la vivienda», ha comentado.

Matos ha explicado que la cifra de septiembre corresponde a «un aceleramiento por parte de los ciudadanos, que se han apresurado a comprar para intentar sortear el endurecimiento de las condiciones crediticias». A eso se suma, también, «la inflación desbocada», que hará que los ciudadanos «no puedan ahorrar tanto para la compra de vivienda y que por lo tanto se frene la compraventa de inmuebles».