MásMóvil ha triplicado casi su beneficio en los nueve primeros meses, con 509 millones de euros, frente a los 186 millones de euros a septiembre de 2021, gracias al crecimiento del negocio y a mayores extraordinarios por la venta de participaciones en la red de fibra óptica de Euskaltel y de medio millón de unidades inmobiliarias a Onivia.

La compañía ha disparado un 27% sus ingresos, impulsados por estas dos operaciones, hasta los 2.172 millones de euros, con unos ingresos por servicio de 1.988 millones de euros, un 28% más y un 4% más en términos orgánicos.

Asimismo, Grupo MásMóvil ha invertido 394 millones de euros en el crecimiento y mantenimiento de sus infraestructuras y en el crecimiento comercial.

Por otro lado, el beneficio bruto de consolidación ajustado (Ebitda) ha crecido un 36%, hasta los 842 millones de euros, con un margen sobre Ebtida del 39%.

El operador ha sumado más de 600.000 clientes en lo que va de año (176.000 en banda ancha y 406.000 en móvil) para un total de 15 millones de líneas, 3,2 millones de banda ancha y 11,9 millones de móvil.

«Continuamos manteniendo un sólido ritmo de crecimiento comercial durante los nueve primeros meses del año, donde hemos añadido cerca de 600.000 nuevos servicios de banda ancha y móvil», ha señalado el consejero delegado de la firma, Meinrad Spenger.

La firma señala en su presentación de resultados que la operación de Orange avanza como se espera y que la venta de su sociedad portuguesa Carbonitel a Vodafone se cerrará en la primera mitad del próximo año.

Asimismo, la deuda neta se ha mantenido estable respecto al trimestre anterior en los 6.400 millones de euros.