El Ibex 35 ha cerrado con un retroceso del 0,75%, lo que ha le ha llevado a aferrarse a los 8.040,7 enteros, alejándose de la cota de los 8.100 puntos, en una jornada marcada por la publicación del dato confirmado del IPC de la eurozona correspondiente a octubre y por las tensiones geopolíticas.

Según la primera estimación publicada por la oficina comunitaria de estadística, la tasa de inflación interanual de la eurozona se ha situado en octubre en el 10,7%, lo que marca un nuevo récord histórico y supone una aceleración de ocho décimas respecto al dato de septiembre, a pesar de las subidas de los tipos de interés acometidas por el Banco Central Europeo (BCE).

Por otro lado, tras el incidente registrado en Polonia en el que murieron dos personas en la localidad fronteriza de Przewodow a causa de una explosión por el impacto de misiles, este jueves han muerto al menos dos personas en un ataque contra una localidad en la región ucraniana de Zaporiyia (sur), lo que ha llevado a las autoridades de Ucrania y Rusia a cruzar nuevas acusaciones sobre la autoría de los lanzamientos.

Los analistas de Renta 4 apuntan al mayor temor entre los inversores de una recesión económica y señalan que el buen dato de las ventas minoristas en Estados Unidos «recordó a los mercados que aún hay que confirmar el nivel y momento de llegada de los tipos de interés», por lo que todavía hay dudas sobre el posible giro de la Reserva Federal (Fed) de EEUU hacia una moderación de su política fiscal.

En Reino Unido, el ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, ha confirmado que el país se encuentra en recesión al realizar este jueves su declaración presupuestaria de otoño, que contempla subidas de impuestos, incluyendo un aumento de la tasa aplicada a las ganancias extraordinarias de las empresas energéticas, y una reducción del umbral del tramo superior del impuesto sobre la renta, que aumentará el número de declarantes afectados.

En España, el Tesoro Público ha colocado 3.935,89 millones de euros en una subasta de bonos y obligaciones del Estado, en el rango medio previsto, y lo ha hecho remunerando con intereses más bajos a los inversores en la referencia a tres años.

En este escenario, la mayoría de valores del Ibex 35 se han situado en negativo. Han destacado las caídas de Aena (-2,17%), Cellnex (-2,07%), Repsol (-1,91%), Fluidra (-1,85%), Endesa (-1,81%), Grifols (-1,80%), Banco Santander (-1,79%) y Solaria (-1,72%).

Han cerrado en terreno positivo CaixaBank (+1,16%), Colonial (+1,05%), Bankinter (+1,05%), Rovi (+0,72%), Merlin (+0,56%), PharmaMar (+0,50%), Indra (+0,43%), Mapfre (+0,33%), Telefónica (+0,295), Meliá (+0,29%), Ferrovial (+0,08%) e Iberdrola (+0,05%).

El resto de bolsas europeas también han cerrado con caídas del 0,06% en Londres, del 0,47% en París y del 0,78% en Milán. Solo Fráncfort ha cerrado en positivo, con una revalorización del 0,23%.

El precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en los 90,15 dólares, con un descenso del 2,94%, mientras que el Texas se situaba en los 81,82 dólares, con una caída del 4,36%.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,0330 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se situaba en 101 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 3,003%.