Aldesa, a través de la filial Concesionaria de Autopistas del Sureste (CAS), ha colocado certificados bursátiles en la Bolsa Mexicana de Valores por un total de 5.200 millones de pesos mexicanos (260,7 millones de euros), según ha informado la constructora en un comunicado.

La operación, calificada como ‘AAA’ por parte de las agencias Fitch y HR Ratings, fue registrada el 11 de noviembre y ha suscitado gran interés entre los inversores, recibiendo órdenes de compra un 40% superiores a la oferta.

Aldesa, como accionista de referencia de CAS, es responsable de la operación y mantenimiento de las autopistas de peaje de Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal (46,5 kilómetros) y Arriaga-Ocozocoautla (93 kilómetros), en el Estado de Chiapas, desde 2007. Se trata de dos de las principales vías de vertebración del territorio en la que, sólo en 2021, se contabilizaron más de 11,6 millones de peajes.

La ampliación del periodo concesional en 20 años adicionales (hasta 2057), en lugar de los 30 años iniciales, ha motivado esta operación, cuyos fondos se destinarán a adecuar la concesión original al nuevo esquema de generación de flujos de caja, principalmente.

Greenberg Traurig actuó como asesor legal mientras que Banco Santander participó como agente intermediario, estructurador y colocador en el establecimiento del programa y la emisión, siendo la firma Mijares, Angoitia, Cortés y Fuentes el representante legal del intermediario colocador. Además, CIBanco y Monex actuaron como representante común y fiduciario, respectivamente.