Sacyr ha seleccionado a Santander, Nomura y Société Générale como los bancos asesores para llevar a cabo la venta del 49% de sus divisiones de Servicios y Agua, según han informado a Europa Press en fuentes del mercado.

Estos asesores financieros se encargarán de elaborar los cuadernos de venta con el objetivo de lanzar ambos procesos al mercado durante el primer trimestre de 2023, siguiendo el calendario que se ha marcado la compañía.

En concreto, Santander y el banco japonés Nomura se encargarán de asesorar la venta de la división de Servicios, mientras que la entidad francesa Société Générale hará lo propio respecto a la entrada de un socio en el negocio de Agua.

Sacyr tiene previsto destinar los fondos obtenidos por la desinversión del 49% de la división de Servicios a reducir la deuda con recurso de la compañía y poder adelantar así en dos años el objetivo marcado en el Plan Estratégico 2021-2025 de reducirla a cero.

Por su parte, la entrada de un socio inversor con el 49% de la filial de Agua servirá para impulsar el crecimiento de la compañía en un sector en el que ve importantes oportunidades de expansión durante los próximos años.

La deuda neta con recurso pasó de 767 millones de euros en junio a 689 millones de euros al cierre del pasado mes de septiembre, en línea con el compromiso de la empresa de adelantar a 2023 el objetivo de reducir este nivel de deuda. Asimismo, entre enero y septiembre el flujo de caja operativo ascendió a 427 millones de euros, un 6% más que en 2021.

De forma paralela, la empresa también mantendrá su política de rotación de activos concesionales no estratégicos o participaciones minoritarias con el fin de equilibrar geográficamente la cartera de activos.

La compañía espera que este plan de desinversiones genere recursos adicionales para acelerar el crecimiento en activos de concesiones de infraestructuras en las regiones más estratégicas del grupo.

El objetivo de Sacyr es tener una cartera balanceada, con un 33% del negocio en América Latina, otro 33% en Europa y el 33% restante en mercados de habla inglesa.