El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha defendido este jueves en el evento EnlightED la necesidad de crear un marco que refuerce la autonomía estratégica de la Unión Europea para reforzar el bienestar de sus sociedades.

«Europa tiene ante sí grandes desafíos, pero también una gran oportunidad. Se está redefiniendo a marchas forzadas nuestro modelo energético, nuestra dependencia tecnológica, nuestra cadena de suministro de materias y alimentos esenciales y también nuestra manera de formar a los profesionales que imaginarán el futuro», ha asegurado el directivo español ante la vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europa, Marghrete Vestager.

Álvarez-Pallete ha remarcado que la «gran oportunidad de Europa» está en defender su modelo de sociedad ante todos los cambios que están ocurriendo en el mundo y que, entre otros efectos, están aumentado sus desigualdades.

El presidente de Telefónica ha hecho hincapié en los desafíos comunes a los que se enfrenta el ‘Viejo Continente’ en campos como la seguridad, la defensa, la energía y la educación. No obstante, ha recordado que Europa es un actor de «primer orden en el plano global»

«Es el tiempo de Europa. Es el tiempo de más Europa. (…)Tenemos una Europa de la talla de la nueva era digital», ha añadido durante su intervención en la que también ha hecho alusión a la redefinición a «marchas forzadas» del modelo energético, la dependencia tecnológica, la cadena de suministros y los alimentos esenciales.

LA IMPORTANCIA DE LA RECAPACITACIÓN

En este contexto, tanto el directivo como Vestager han coincidido en la importancia de la recapacitación de la masa laboral para afrontar los retos futuros que trae este cambio de paradigma y evitar tensiones sociales.

Álvarez-Pallete ha señalado que la transición digital y la transición verde van a requerir la recapacitación de 20 millones de personas y que tres de cada cuatro empresas ya no encuentran los trabajadores formados que necesitan.

El directivo también ha destacado el papel de EnlightED: «Este punto de encuentro del conocimiento que hoy nos reúne es indispensable para impulsar el diálogo global sobre las necesidades y el futuro de la formación, en permanente contacto con el tejido empresarial».

Además, ha recordado algunas de las iniciativas de Telefónica en la materia como la creación de nanogrados, RF4, las escuelas de programación 42, el programa de formación de niños Profuturo junto a Fundación La Caixa y la puesta en marcha del mayor programa de ‘reskilling’ de Europa.

Por su parte, Vestager ha definido la recapacitación de los trabajadores como uno de los desafíos más importantes a los que se enfrenta a Europa y ha alabado la propuesta de que 2023 sea ‘el año europeo de las habilidades’.

Para la también comisaria de Competencia, el reciclaje profesional es un desafío tanto para empleado como empleador y ha llamado a ir más allá de «cursos online». Asimismo, ha destacado la necesidad de incorporar a la mentalidad del trabajador la necesidad de actualizarse, ya que se van a necesitar nuevos conocimientos.

«Nunca es tarde para aprender», ha asegurado la vicepresidenta, quien también ha hecho alusiones a la regulación de Internet y la autonomía estratégica durante un coloquio celebrado durante el evento, que tiene lugar en el Distrito Telefónica.

Vestager ha remarcado la importancia de que Internet «no sea el Salvaje Oeste» y se defienda la privacidad de los ciudadanos, que deben poder tener la opción de que se le pregunte claramente si autoriza el uso de sus datos.

En cuanto a la soberanía estratégica, la comisaria europea ha alabado la diversificación de proveedores energético realizada por Europa para rebajar su dependencia del gas ruso y, en concreto, ha destacado el ejemplo español.

Asimismo, ha reconocido que Europa tiene «camino por recorrer» en materia de digitalización, pero se ha mostrado optimista sobre la capacidad de la organización para innovar y elevar la fabricación de chips. Además, ha reclamado más inversiones en conectividad para terminar con la brecha de acceso a Internet, así como acabar con la brecha de género.