Pascual Innoventures, nacida en 2021 para impulsar la alimentación del futuro, ha invertido alrededor de un millón de euros en dos ‘startups’ internacionales para desarrollar la leche del futuro.

En concreto, ha invertido en De Novo Dairy y Zero Cow Factory, dos de las cuatro ‘startups’ que formaron parte de Mylkcubator, la primera incubadora del mundo especializada en el desarrollo de proyectos de innovación para el sector lácteo, puesta en marcha por Pascual Innoventures y su socio Eatable Adventures, según ha informado en un comunicado.

De Novo Dairy y Zero Cow Factory están especializadas en el desarrollo de tecnologías de agricultura celular y fermentación de precisión, un segmento que está actualmente ganando peso en el sector lácteo.

Estas tecnologías, capaces de producir directamente nutrientes e ingredientes para la industria láctea a través de microorganismos, se
suman y complementan a la industria tradicional, ayudando a los actores del sector a caminar hacia modelos de producción mixtos cada vez más sostenibles, eficientes y saludables que garanticen la seguridad alimentaria.

De Novo Dairy, con sede en Sudáfrica, se centra en el desarrollo de tecnologías de fermentación de precisión para la creación de proteínas alternativas (Lactoferrina) que sean capaces de reproducir los mismos perfiles nutricionales y experiencias sensoriales que sus análogas lácteas.

Por su parte, Zero Cow Factory, de origen indio, busca complementar a la industria láctea tradicional produciendo la primera leche y productos lácteos utilizando bioingeniería y fermentación microbiana.

El director de Pascual Innoventures, Gabriel Torres, se ha congratulado de estas inversiones. «Pretendemos afianzar acuerdos de colaboración para lanzar nuevos productos de novedosa y ampliada funcionalidad, los cuales mejoren la calidad de vida de nuestros consumidores y nos permita entra en nuevos mercados», ha señalado.

«Junto a De Novo Dairy, vamos a explorar la producción de
Lactoferrina una proteína de alto valor, esencial en el desarrollo de bebés y fortalecedora del sistema inmune. De la mano de Zero Cow, trabajaremos en la síntesis de la Caseína, proteína láctea que es vital para conseguir un buen sabor y textura en quesos o yogures de origen no
animal», ha explicado.

Pascual Innoventures ha precisado que la visión temprana y la capacidad para identificar el potencial del ecosistema emprendedor en materia de lácteos alternativos es lo que la impulsó a la creación de Mylkcubator hace poco más de un año.

Un ecosistema que está evolucionando muy rápido y generando una importante tracción inversionista, tanto a nivel global como local. Así, la inversión en alternativas lácteas se triplicó en 2021, respecto al año anterior, pasando de 194 millones de dólares (más de 186 millones de euros) a 605 millones de dólares (más de 624 millones de euros).

SEGUNDA EDICIÓN DE MYLKCUBATOR 2.0

De esta forma, Pascual Innoventures y Eatable Adventures han puesto en marcha Mylkcubator 2.0, la segunda edición de este programa pionero a nivel mundial.

«En Pascual Innoventures estamos convencidos de que solo a través de la innovación y de la apuesta por tecnologías alimentarias disruptivas vamos a ser capaces de afrontar los retos actuales que tiene, no sólo el sector agroalimentario, sino el conjunto socioeconómico global.
Gracias a iniciativas como Mylkcubator, vamos a ser capaces de evolucionar hacia un sistema de producción mixto eficiente y sostenible que mejore la vida de las personas, los animales y el planeta», ha señalado Gabriel Torres.

Por su parte, Itziar Ortega, VP of Global Operations de Eatable Adventures, ha destacado que «la colaboración de actores tan relevantes y comprometidos como Eatable Adventures y Pascual Innoventures nos ha permitido ser pioneros e ir un paso por delante». «Estamos seguros de que en los próximos años estas tecnologías se irán consolidando y que, sin duda, España seguirá marcando hitos históricos, entre otras cosas, gracias a la innovación de programas únicos en el mundo como Mylkcubator, que impulsan el ecosistema de innovación a escala mundial», ha indicado.

Por su parte, el director Agro de Pascual, Joaquín Lorenzo, ha destacado la apuesta de la compañía por la apuesta por el desarrollo de nuevas tecnologías complementarias a la producción tradicional.

«No nos olvidamos de que en Pascual somos ganaderos, por eso, nuestro compromiso con nuestra actividad tradicional permanece inalterable y más fuerte que nunca. Trabajamos de forma activa en proyectos e innovaciones que tienen por objetivo la reducción de emisiones, preservando el bienestar animal y protegiendo el medioambiente», ha indicado.