Capital Energy ha recibido del Gobierno de Aragón la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) a los parques eólicos zaragozanos Las Mareas I y II, que se situarán en el término municipal de Mequinenza y sumarán una potencia instalada total de 100 megavatios (MW), informó la compañía.

Tras superar este hito administrativo, ambos proyectos encaran el tramo final de sus respectivas tramitaciones, ya que solo están a falta de obtener la autorización administrativa previa y de construcción, que habilitará a la empresa a solicitar sendas licencias de obras e instalación y que deberá emitir la Dirección General de Energía y Minas del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón.

En concreto, estas dos instalaciones, de 50 MW cada una, serán capaces de producir aproximadamente 310.000 megavatios hora (MWh) al año, suficientes como para cubrir con electricidad limpia el consumo de más de 118.000 hogares aragoneses, evitando también la emisión de más de 115.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2).

El grupo de renovables estimó que la construcción de los dos parques eólicos va a propiciar la creación de más de 430 puestos de trabajo directos durante los periodos punta de las obras e implicará una inversión de unos 120 millones de euros.

En la fase de operación y mantenimiento está previsto que los parques den empleo estable a 12 profesionales de la zona y contribuyan a generar 10 puestos de trabajo indirectos.

Por otro lado, Las Mareas I y II van a tener una aportación al PIB a lo largo de su vida útil equivalente a más de 2,7 millones de euros al año y una contribución fiscal anual a las arcas locales de aproximadamente 280.000 euros. A esta cuantía recurrente se sumará el pago puntual del ICIO y otras tasas, que superaría los 2,8 millones de euros.

MÁS DE 1.000 MW EÓLICOS Y UNA INVERSIÓN DE 1.200 MILLONES EN ARAGÓN

La compañía fundada por Jesús Martín Buezas desarrolla en la actualidad en Aragón más de 1.000 MW eólicos, repartidos en nueve proyectos.

Con la puesta en marcha de toda esta capacidad renovable, que supondrá una inversión total superior a los 1.200 millones de euros, la empresa podrá cubrir el consumo energético de más de 1,2 millones de hogares al año y evitar la emisión anual a la atmósfera de unos 1,2 millones de toneladas de CO2, gracias a una producción de más de 3.200 gigavatios hora (GWh).

Asimismo, el desarrollo completo de esta cartera permitirá al grupo generar un efecto tractor en la comunidad, ya que la construcción de estas instalaciones propiciará la creación de más de 4.500 puestos de trabajo y conllevará una aportación fiscal cercana a los 22 millones de euros (a través del pago del ICIO) y una contribución al PIB de aproximadamente 350 millones de euros.

En la fase de operación y mantenimiento, la empresa dará empleo permanente y de calidad a más de 120 profesionales de la región y el impacto económico de su actividad se traducirá en una contribución fiscal anual, vía impuestos locales, de más de 2,8 millones de euros. También aportaría al PIB, cada año, unos 28 millones de euros.

Además de Las Mareas I y II, la compañía ha avanzado, en los últimos meses, en la tramitación de los parques eólicos Paucali, Argestes, Arlo y Céfiro (en las comarcas del Matarraña, el Bajo Aragón y el Bajo Aragón-Caspe), Muno (en la comarca zaragozana de las Cinco Villas) y Diana y Vientos del Sur (en la comarca también zaragozana de Campo de Borja).