Credit Suisse ha elevado su previsión de ingresos para Telefónica en el periodo entre 2022 y 2023 en un 1%, lo que ha desembocado en una mejora del precio objetivo de un 2,4%, hasta los 4,2 euros, según el informe de la entidad.

Esto concede a la acción del operador un recorrido del 18,3% respecto a sus niveles actuales, si bien el banco suizo mantiene una perspectiva neutral sobre el peso de la acción en la cartera de los inversores.

La entidad ha valorado que el negocio del operador ha demostrado su resistencia a los precios de la energía en Alemania, además de haber captado nuevos clientes en televisión en España.

Credit Suisse también ha destacado el buen momento comercial de la nueva cartera de tarifas MiMovistar, si bien ha mostrado sus dudas sobre cómo podrán comportarse en un entorno económico más débil.

De cara al futuro, considera que los resultados anuales pueden ser una nueva piedra de toque para reevaluar su visión sobre la acción, al igual que la mayor claridad sobre las condiciones impuestas a Orange y MásMóvil sobre su fusión y la posición de Digi, que actualmente es cliente mayorista de Telefónica y le aporta alrededor de 200 millones de euros anuales en ingresos, según Credit Suisse.