Los mercados de capitales en España estuvieron prácticamente inactivos durante el primer semestre de 2022, ya que solo se gestionó la emisión de 30 millones de euros en ofertas iniciales de suscripción, lo que supone una disminución del 96% respecto al mismo periodo de 2021.

Así lo revela la quinta edición del informe ‘Indicadores clave de rendimiento de la Unión de los Mercados de Capitales’, elaborado por la Asociación de Mercados Financieros de Europa (AFME), que ha sido presentado este jueves en Bruselas.

La emisión para ampliaciones de capital, por su parte, también registró una importante caída del 89% con respecto al mismo periodo del año anterior y del 85% respecto al primer semestre de 2019.

Esta desaceleración en la emisión de ampliaciones de capital se produjo después de que en 2021 se lograra una emisión récord de 7.300 millones de euros, lo que supuso el mayor volumen jamás emitido dentro de esta categoría en España en un solo ejercicio.

Las emisiones de deuda ascendieron a 5.800 millones de euros en bonos con grado de inversión, lo que significó una caída del 41% en comparación con el año 2021 y de un 21% con 2019, en tanto que la de bonos de alto rendimiento se desaceleró de modo significativo durante este periodo: se emitió el 87% menos respecto a 2021 y un 77% menos con respecto al año 2019.

En conjunto, las emisiones en los mercados de capitales, tanto de bonos como de acciones por parte de las sociedades no financieras, experimentaron una caída del 62% hasta junio.

La emisión de financiación para sociedades no financieras parece haberse estancado a nivel general. España, sin embargo, experimentó en el primer semestre del año un aumento significativo en nuevos préstamos bancarios, que crecieron un 22% con respecto al primer semestre de 2021.

En cuanto a la financiación vía capital riesgo, solo el 2,2% del total de la financiación de las pymes provino del capital riesgo, en comparación con el 6,8% del conjunto de la Unión Europea (UE).

La transferencia de préstamos registró un aumento del 73% con respecto a 2021 y del 94% en relación a 2019, en tanto que las ventas de carteras de préstamos disminuyeron en España durante este periodo hasta los 2.700 millones de euros.

FINANCIACIÓN ESG

España fue el tercer país de la UE por volumen de emisión de bonos sostenibles, al concentrar el 21% de la emisión total. No obstante, el país ocupa la posición 11 en el ranking europeo de mercados de bonos sostenibles debido a que este se elabora relacionando la emisión nacional de bonos ESG con el total de emisión de bonos.

En cuanto a la emisión de bonos ESG (bajo criterios medioambientales, sociales y de gobernanza), España emitió el 5,5% del total de la UE durante el primer semestre, y fue el cuarto mercado más grande después de Francia, Alemania y los Países Bajos.

En total, la emisión ESG representó en España el 6,4% del total en el primer semestre de 2022, en comparación con el 11,3% de 2021 y el 5,8% de 2020.

Eso no ha evitado una reducción del 35% en la emisión de bonos ESG durante este periodo, impulsada principalmente por una caída en la emisión de bonos verdes, que fue un 47% inferior con respecto a 2021 y, en menor medida, al descenso en la emisión de bonos sociales, que cayó el 21%.