La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha vuelto a reivindicar la necesidad de democratizar el ámbito empresarial y conseguir una patronal «moderna», insistiendo en la idea de levantar un modelo que dé entrada a los trabajadores en los consejos de administración.

Así lo ha indicado durante la presentación esta tarde en Madrid del libro ‘Lucha de clases, franquismo y democracia’ del exdirigente de En Comú Podem Xavier Domènech, que aborda la contribución del movimiento obrero en la conquista de derechos y avances laborales.

La vicepresidenta ha loado el papel principal del sindicalismo, desde la clandestinidad, para reinstaurar la democracia en España frente a una dictadura «brutal» y «·bestial», incluso en la etapa del tardofranquismo con el encarcelamiento de toda «disidencia» que detectaba el régimen.

Por otro lado, ha disertado que esa transición democrática no se ha producido aún en el ámbito del trabajo y, concretamente, en el ámbito empresarial y ha apostado por una reforma que dote de representación a los empleados en los órganos directivos de las sociedades. En este sentido, ha puesto el ejemplo a seguir lo que ocurre con la compañía pública Navantia, que sí ha optado por esta fórmula.