El beneficio neto de la cadena estadounidense de bricolaje Lowe’s fue de 154 millones de dólares (148 millones de euros) en su tercer trimestre fiscal, finalizado en octubre, lo que supone una caída del 92% respecto al mismo periodo del año pasado debido al impacto de los gastos atípicos.

Según ha informado este miércoles la empresa, gran parte del descenso del resultado neto se debe a un cargo extraordinario a nivel contable de 2.100 millones de dólares (2.021 millones de euros) por la salida del mercado canadiense.

Los ingresos en el trimestre fueron de 23.479 millones de dólares (22.595 millones de euros), un 2,4% más. De su lado, los costes asociados a las ventas alcanzaron los 15.661 millones de dólares (15.071 millones de euros), un 2,2% más.

La empresa ha indicado que los gastos administrativos, de venta y generales fueron de 6.443 millones de dólares (6.201 millones de euros), un 47,3% más que en el mismo trimestre del ejercicio anterior.

En el conjunto de los nueve primeros meses de su año fiscal, el beneficio neto de la compañía fue de 5.479 millones (5.274 millones de euros), un 24,3% menos. De su lado, la facturación cayó un 0,4%, hasta 74.614 millones de dólares (71.806 millones de euros).