El Gobierno ha comunicado al Congreso una nueva tanda de 310 vetos a enmiendas parciales presentadas por la oposición a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), lo que eleva a casi 1.300 las propuestas de los grupos parlamentarios que no podrán ser debatidas ni votadas en la Cámara Baja.

Sumando las exclusiones recomendadas por los letrados del Congreso, los vetos a las enmiendas parciales de los diferentes grupos parlamentarios asciende hasta los 1.344, la cuarta parte de las 5.461 propuestas registradas al proyecto presupuestario del Gobierno de coalición.

Según el listado de nuevos vetos al que ha tenido acceso Europa Press, el grupo más perjudicado con la última criba ha sido el PP, quien ha visto vetadas 126 enmiendas nuevas. También se han apartado 44 enmiendas de Ciudadanos, 40 del PDeCAT, 28 de Más País-Equo, 27 de Esquerra, 18 de Compromís, 14 del BNG, 13 de Junts y una cada uno a de UPN y Teruel Existe.

Si se suman el total de anteriores vetos comunicados por el Gobierno, hasta la fecha, el grupo más perjudicado ha sido el Partido Popular, a quien han vetado hasta 379 enmiendas, seguido de PDeCAT (178) Y Ciudadanos (147).

SE TRATA DE LA TERCERA CRIBA A LAS ENMIENDAS

La primera criba a las propuestas de los partidos la realizaron los letrados del Congreso, quienes tumbaron medio centenar de enmiendas por no guardar las enmiendas relación con las cuentas públicas ni la política económica del Gobierno, así como otras cuestiones que deben ser reguladas en una ley orgánica.

Aquí se incluía tres de las cuatro enmiendas parciales que Unidas Podemos, ERC y Bildu presentaron con el objetivo de regular el precio de alquileres y prohibir los desahucios.

La segunda tanda de vetos corrió a cuenta del Ministerio de Hacienda, que vetó 984 enmiendas parciales presentadas a los presupuestos al entender que las iniciativas de los grupos suponían un aumento del gasto o una disminución de los ingresos previstos, es decir, si descuadran el presupuesto.

SE LEVANTAN VETOS SOBRE ENMIENDAS DE COMPROMÍS

El Ejecutivo ha notificado también el levantamiento sobre el veto sobre siete enmiendas parciales de Compromís, en el marco de un acuerdo con PSOE y Podemos para destinar 62,8 millones de euros entre inversiones y transferencias directas al territorio valenciano.

Las principales negociaciones de Compromís, según ha explicado la formación, son inversiones en Alicante, servicio de cercanía, carreteras, transporte metropolitano de Valencia, contenedores culturales, bandas de música y recuperación de espacios para la ciudadanía.