El socio del Grupo Vodafone, AST SpaceMobile, ha desplegado con éxito la matriz de comunicaciones de su satélite de pruebas, BlueWalker 3 (BW3), en órbita terrestre baja, con la que se prepara para probar su red móvil de banda ancha espacial.

El socio del operador, que ha invertido en la firma, está construyendo la única red con estas características y prevé contar teléfonos móviles convencionales desde el espacio mediante pruebas con operadores, como Vodafone, según un comunicado de la firma.

La compañía realizará su proyecto piloto en varias localizaciones de los seis continentes, incluido Kenia, donde Vodafone opera a través de Safaricom.

«Queremos poner fin a las brechas de cobertura en nuestros mercados, sobre todo en los territorios en los que la orografía hace extremadamente difícil llegar con la red terrestre. Nuestra asociación con AST, que conecta el satélite directamente con los dispositivos móviles convencionales, contribuirá a nuestros esfuerzos por cerrar la brecha digital», ha señalado el director de Investigación y Desarrollo del Grupo Vodafone, Luke Ibbetson.