Moody’s Investors Service ve un riesgo «mayor» de intervención política en el sector eléctrico en España que en Portugal, según indicó el vicepresidente-senior credit officer de Moody’s Investors Service, Benjamin Leyre.

En concreto, consideró que en Portugal las tarifas reguladas se benefician de la gran cantidad de acuerdos de compraventa de energía renovable a largo plazo que existen, «lo que disminuye el riesgo de intervencionismo político».

Mientras, en España afirmó que el Gobierno está considerando la implementación de un impuesto sobre los ingresos de las energéticas y la posible devolución de los beneficios realizados por las centrales no emisoras de CO2, mientras que también se contempla una reforma de las tarifas reguladas de la electricidad para reducir su volatilidad.

En lo que respecta a los precios de la luz, Moody’s prevé en un informe que los precios mayoristas de la energía en Europa se mantengan en niveles históricamente altos en el medio plazo, aunque con marcadas diferencias entre países, como en España y Portugal, donde apunta que habrá unos precios inferiores a los del resto de los países de Europa continental.

Así, en lo que se refiere a Iberia (España y Portugal) la agencia destacó que el precio de la electricidad en la Península Ibérica sigue estando determinado por el precio del gas, donde los del Mercado Ibérico del Gas (Mibgas) han sido más bajos que el índice de referencia europeo del gas (TTF) en lo que va de año, al estar menos expuestos a la interrupción del suministro de gas natural ruso.

Además, indicó que existe la denominada ‘excepción ibérica’, que estará vigente hasta mayo de 2023, para limitar el precio del gas utilizado para producir electricidad.

No obstante, señaló que el mecanismo se ha traducido en un mayor uso de la generación con gas y en un aumento de las exportaciones a Francia.

Igualmente, el informe subrayó que «el entusiasmo por las inversiones en energías renovables probablemente se verá influido por las decisiones de política energética».