Siemens Energy, principal accionista de Siemens Gamesa Renewable Energy (SGRE) y sobre la que ha lanzado una oferta de adquisición, registró pérdidas de 404 millones de euros al cierre de su año fiscal, lo que supone reducir en un 10,8% el resultado negativo de 453 millones anotado por la compañía en el ejercicio anterior.

En este sentido, la multinacional destacó el impacto en sus cuentas de la reestructuración de sus actividades comerciales en Rusia, así como la evolución adversa del negocio de SGRE.

En el conjunto de su año fiscal, la empresa registró un volumen de pedidos de 38.312 millones de euros, un 16,1% más, mientras que los ingresos sumaron 28.997 millones, un 1,8% por encima de la cifra de negocio contabilizada un año antes.

En concreto, los ingresos anuales del segmento de gas y electricidad aumentaron un 4,8%, hasta 19.280 millones de euros, al tiempo que los de SGRE cayeron un 3,8%, con un volumen de 9.814 millones.

Entre julio y septiembre, Siemens Energy registró un beneficio neto atribuido de 267 millones de euros, frente a los ‘números rojos’ de 310 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

Asimismo, los pedidos de la alemana aumentaron un 34,4% interanual en el trimestre, hasta 12.234 millones. De su lado, los ingresos de la compañía crecieron un 12%, hasta 9.180 millones.

«En un año difícil, logramos nuevamente brindar resultados sólidos en nuestro segmento de Gas y Energía, mientras que SGRE no cumplió con las expectativas», declaró Christian Bruch, presidente y consejero delegado de Siemens Energía.

En este sentido, el máximo ejecutivo de la multinacional afirmó que la integración de SGRE «ayudará a mejorar la rentabilidad del negocio eólico y le permitirá desarrollar todo su potencial».

De cara al ejercicio en curso, Siemens Energy confía en alcanzar un crecimiento comparable de los ingresos en un rango del 3% al 7% y un margen de beneficio antes de atípicos del 2% al 4%, así como una fuerte reducción de la pérdida neta en comparación con el ejercicio fiscal 2022.

La semana pasada, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) autorizó la oferta pública de adquisición (OPA) voluntaria de acciones lanzada por Siemens Energy sobre Siemens Gamesa, a un precio de 18,05 euros por acción y que supondría un desembolso de más de 4.000 millones de euros si es aceptada por todos los inversores a los que se dirige.

Tras la liquidación de la oferta, Siemens Energy tiene la intención, si alcanza al menos el 75% del capital, de promover la exclusión del fabricante de aerogeneradores del mercado de valores, donde actualmente cotiza como parte del Ibex 35.

La oferta se dirige al 100% del capital social de Siemens Gamesa Renewable Energy, compuesto por 681.143.382 acciones, admitidas a negociación en las Bolsas de Valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia e integradas en el Sistema de Interconexión Bursátil, excluyéndose un 67,07% de dichas acciones que son del oferente y se encuentran inmovilizadas.

En consecuencia, la oferta se extiende de modo efectivo a la adquisición de 224.291.499 acciones de Siemens Gamesa Renewable Energy, representativas del 32,93% de su capital social.

El precio de la oferta es de 18,05 euros por acción y, aunque no resulta preciso por tratarse de una oferta de tipo voluntario, se considera, según la CNMV, «suficientemente justificado» a efectos de lo previsto en el artículo 130 del texto refundido de la Ley del Mercado de Valores y en los artículos 9 y 10 del Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio, sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores.