El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España y Paradores han realizado este martes una presentación de su oferta turística en Japón, que ha reunido en la Embajada de España en el país asiático a más de una treintena de las empresas turísticas niponas más relevantes.

Según el comunicado, la delegación del Grupo ha estado encabezada por su presidente y alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, que ha destacado la oportunidad que supone que Japón empiece a abrirse tras las restricciones derivadas de la pandemia.

Según ha detallado el presidente, el turista japonés se caracteriza por un poder adquisitivo medio alto y por estancias largas, que se extienden una media de 14 días en España, siendo además visitantes que valoran el turismo de experiencias, vinculado a la cultura, al patrimonio y a la gastronomía.

Para Carbayo, las características de las ciudades, que «son muy vivas y que ofrecen espectáculos de calle, gastronomía de calidad, monumentos únicos y buenas conexiones con grandes espacios peatonales y verdes» les convierte en un producto «muy atractivo» para este mercado.

Además, ha hecho hincapié en el gran interés que España y su cultura despierta en los japoneses, «a quienes nos unen lazos de amistad y de cariño». «Estamos muy orgullosos de esta relación preferente y queremos que se fortalezca ahora que las circunstancias lo permiten», ha comentado.

En 2019, cerca de 700.000 japoneses visitaron España, por lo que se trata de viajeros muy apreciados por los destinos y por las empresas turísticas españolas. Asimismo, España está considerado por los japoneses como el segundo país europeo que más satisface sus demandas, según Ciudades Patrimonio.

La delegación del Grupo continuará su viaje promocional en Asia con próxima escala en Corea del Sur, en el que realizará otra presentación ante touroperadores surcoreanos, que «cada vez muestran más interés por España y por sus ciudades patrimoniales».