Las operadoras de telecomunicaciones están desarrollando nuevas soluciones para llevar la conectividad Internet de alta velocidad al interior de las viviendas. Concretamente, están impulsando la nueva tecnología FTTR, basada en fibra óptica y con cobertura WiFI6 Gigabit, que hará posible aprovechar al máximo la potencia que ofrecen las conexiones Internet de última generación, especialmente el 5G, dentro del hogar. 

Con la ‘Fibra hasta la Habitación’, que es la traducción de Fiber To the Room (FTTR,) se ha pasado de llevar la fibra óptica hasta el edificio y, después, a cada vivienda (FTTH o Fiber To the Home), a extender Internet de velocidades de gigabit a cada habitación o ricón de la casa. Esto es un paso importante, ya que muchas de las aplicaciones que están utilizando los usuarios requieren la alta velocidad y el alto ancho de banda que aporta el 5G. Sin embargo, la señal de muchos de los equipos de WiFi actuales no tiene capacidad suficiente para atravesar las paredes de las viviendas, lo que impide que llegue de forma regular a todas las habitaciones. 

MásMóvil, que recientemente ha anunciado la próxima disponibilidad de soluciones FTTR para su clientes, explica que, “en comparación con las redes Wi-Fi tradicionales, FTTR puede aumentar significativamente la velocidad y reducir la latencia”. Para ello, esta tecnología emplea un router óptico principal, además de routers secundarios que se conectan de forma directa a la fibra óptica instalada en cada una de las habitaciones. 

Esto, como ha comunicado la operadora, permitirá contar en cualquier estancia con mayor velocidad para el uso de “aplicaciones críticas, como videoconferencias, streaming de contenido de alta definición o juegos online”; pero también en ámbitos de carácter empresarial o, por ejemplo, en instalaciones hoteleras. 

Por su parte, Vodafone ha lanzado en Portugal su nuevo servicio Vodafone Fiber to the Room, al que se califica como un servicio premium, especialmente dirigido a casas con grandes espacios, así como a familias que cuentan con distintos usuarios que se conectan online de forma simultánea. Igualmente, destaca su idoneidad para gamers, streamers y usuarios de servicios intensivos de Internet. Otro aspecto característico es el componente estético de estas instalaciones, ya que el cableado de la fibra óptica es prácticamente invisible.