En pocos años, la industria de los drones en nuestro país ha pasado de ser un mero objeto de entretenimiento a convertirse en una herramienta fundamental de trabajo, con un gran potencial de uso. Uno de sus máximos exponentes, AEROCAMARAS, nace en 2007 de la mano de su fundador, Jaime Pereira Gil, ahora consejero delegado de la compañía. Lo hace en un pequeño pueblo de Galicia, llamado Lalín. A lo largo de los últimos quince años, han conseguido copar 360º el sector de los drones, colocándose a la vanguardia del desarrollo, formación, suministro de equipos, gestión aeronáutica y servicios profesionales con UAVS.

En su ADN prima la innovación y la excelencia, situándoles a la cabeza de la industria de los Remotely Piloted Aircraft System (RPAS) en nuestro país.

Nos encontramos ante la mejor escuela de pilotos de drones, avalada por más de 35.000 alumnos. Sus centros de formación de pilotos se han convertido en una referencia de territorio patrio, con más de cuarenta escuelas repartidas a lo largo de todo el país.

Jaime Pereira se muestra rotundo: “Hemos conseguido copar el 75% del mercado nacional de drones, nos hemos sabido rodear muy bien. Tanto con nuestro equipo como con proveedores y colaboradores que nos hacen el día a día más fácil. Nuestro objetivo es continuar ayudando a conseguir cumplir el sueño de volar un dron y construir un futuro profesional especializado en el sector de las aeronaves no tripuladas”.

Entre las muchas razones para sacar pecho, destaca su dron híbrido de I+D propio, el AeroHyb Hexacopter, una aeronave no tripulada con hasta siete horas de autonomía, la más alta del mercado, que está diseñada para ser implementada en servicios profesionales, como audiovisual, logística, inspecciones técnicas, emergencias, seguridad, topografía o agricultura de precisión.

Otras ideas pioneras made in AEROCAMARAS, que han llegado para quedarse y transformar la logística marítima o el luxury delivery con drones son sus filiales, Drones Maritime o Drone to Yacht. Sin obviar a aquellas que responden a la vocación de ayuda en momentos muy complejos, como la pandemia del Covid-19, mediante el innovador desarrollo del dron AeroCovid o en la catástrofe del volcán de La Palma, para el que se desarrolló un sistema de carga propio personalizado para la situación. También destacan sus soluciones y herramientas de software propias como Aeronet, un sistema digital y único para la gestión y planificación de empresas aeronáuticas que se desarrolla a medida por la compañía.

AEROCAMARAS, de igual forma, actúa como facilitadora para la implementación de su tecnología y trabaja estrechamente, entre otros, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía, Guardia Civil y Ejército), o servicios de emergencias (bomberos, protección civil, salvamento acuático o equipos de búsqueda y rescate), así como con compañías punteras en inspecciones técnicas y proyectos audiovisuales. Una forma para unir fuerzas con los diferentes actores de la sociedad de cara a buscar aplicaciones y soluciones más eficientes, que a su vez impliquen menos riesgos de personal.

Por otra parte, la empresa es la operadora de drones autorizada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) líder en nuestro país. Desde su origen, AEROCAMARAS se ha marcado como objetivo alcanzar la profesionalización del sector del dron. “Hemos visibilizado esta nueva salida laboral, contribuyendo al crecimiento de la industria con nuevas aplicaciones profesionales. Nuestro foco pasa por seguir ofreciendo nuestro mejor servicio en todas las operaciones desple- gadas en los diferentes países del mundo”, señala Pereira.

Y es que AEROCAMARAS, que en 2021 duplicaba las cifras del año anterior en cuanto a volumen de negocio, pretende ampliar su presencia en Europa, donde ya ofrece servicios en países como Italia o Portugal. Precisamente, en este último destino ha desplegado en 2022 con sede propia y centros de formación en las ciudades de Coimbra, Lisboa, Faro y O Porto.

Además, parte de su equipo de pilotos altamente cualificados se encuentran desplegados en diferentes partes de Latinoamérica, como Brasil o Puerto Rico. Y está trabajando para ampliar su presencia en Colombia, México y Panamá. Y seguir con su expansión internacional aterrizando con estructura completa en el continente africano y asiático, en donde ya cooperan con otras compañías haciendo servicios de inspección y topografía.

A lo largo de su trayectoria empresarial, AEROCAMARAS ha recibido varios premios y reconocimientos. Recientemente, ha sido galardonada por segundo año consecutivo con el indicador ARDÁN Empresa Gacela 2022, que reconoce la excelencia y gestión empresarial de la compañía, a través de su tasa del crecimien- to elevada y constante. Para ser exactos, de más del 25% durante tres años consecutivos (2018 a 2020), incluso en contextos de recesión como el propiciado por el Covid-19.

El fundador de Aerocamaras vaticina que “lo que se verá en los próximos años será una evolución de lo que se está desarrollando ahora». La compañía trabaja en el futuro y está tecnológicamente preparada para extender todo su potencial y generar nuevas soluciones cuando la legislación lo permita”.