La Seguridad Social ha destinado en mayo 9.852,78 millones de euros al pago de pensiones contributivas, un 2,52% más en comparación al mismo mes del año anterior y un 0,27% menos respecto a abril, registrándose así el primer retroceso mensual de la serie histórica, según los datos publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Esta caída mensual se ha visto propiciada por el descenso en 38.508 del número de pensiones respecto a abril, hasta situarse en 9.754.137. En este sentido, el Ministerio atribuye el retroceso en la cifra de pensiones vigentes al menor número de altas y al “incremento de las bajas por los efectos del coronavirus”.

Así pues, 6.073.499 (62,26%) fueron por jubilación; 2.343.975 correspondieron a prestaciones de viudedad; 953.905 a incapacidad permanente; 339.814 a orfandad y 42.944 fueron pensiones a favor de familiares.

Más del 70% a jubilación

Más de dos tercios de la nómina se destinaron al abono de las pensiones de jubilación, cuyo montante ascendió a 7.049,44 millones de euros, un 3,02% más que en los últimos doce meses.

A las pensiones de viudedad, se destinaron 1.698,64 millones de euros, un 1,28% más que hace un año.

El crecimiento de la nómina de las prestaciones por incapacidad permanente fue del 1,15%, hasta situarse en 940,17 millones.

A prestaciones de orfandad, por su parte, se dedicaron 139,1 millones (1,39%), y a las prestaciones a favor de familiares, 25,3 millones de euros, un 3,62% más.

Pensión media superior a 1.000 euros/mensuales

La pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), alcanzó los 1.010,11 euros mensuales, lo que supuso un aumento interanual del 2,03%.

Por clases, la pensión media de jubilación ascendió a 1.160,6 euros al mes, un 2,02% más respecto al año pasado. Por su parte, la pensión media de viudedad fue de 724,6 euros al mes.

En cuanto a las nuevas altas de pensiones, su cuantía fue mayor que la media del Sistema y superior en un 9,8% al importe de las nuevas pensiones en 2019. En el mes de abril, última fecha disponible, las pensiones correspondientes a las nuevas altas de jubilación fueron de 1.472,49 euros al mes. Las del Régimen General llegaron a 1.616,33 euros/mes.

Caen un 32,2% las altas

El número de altas de pensión registradas en abril (31.232 pensiones) de este año descendió en un 32,2% respecto al mismo mes del año pasado (46.051) y un 13,9% si se compara con el mes anterior (36.274)

En esta estadísticas se observa, acentuándose la tendencia del mes anterior, un descenso en el número de pensiones y de pensionistas. En parte, esto se debe al menor número de altas en el Sistema debido al cierre de oficinas y a la situación de confinamiento.

Hay que tener en cuenta cómo ha influido la pandemia de coronavirus en términos de mortandad sobre el conjunto de la población y, en mayor medida, sobre el colectivo de las personas de mayor edad.

Por otro lado, el número de pensiones de las Clases Pasivas en vigor en el mes de abril ha sido de 636.302, lo que ha situado la nómina en ese periodo en 1.151,15 millones de euros.