Con el objetivo de reforzar la presencia de Zara en la capital británica, Inditex abrirá el próximo 14 de octubre, en el barrio de Battersa, una flagship similar a la que opera en la Plaza de España de Madrid.

El grupo gallego de distribución de moda dotará de las últimas novedades tecnológicas, como un silo para pedidos online o el servicio modo tienda, a la macrotienda que verá la luz a final de semana. Además, el establecimiento también contará con secciones como las que ya se disfrutan en su homónima en Madrid, áreas de lencería, calzado y complementos, también una planta dedicada a Zara Home.

En palabras de Óscar García Maceiras, consejero delegado de la compañía, esta nueva apertura “es uno de los desarrollos europeos más ambiciosos realizado en los últimos años” y, sin duda, se trata de seguir sumando proyectos que mejoren la experiencia de compra y de venta del imperio textil. Así como facilitar los procesos de búsqueda de productos.

Esta nueva apertura que está a punto de ejecutarse es una continuación de las apuestas del Grupo por hacer crecer la marca y sigue la estela del nuevo establecimiento de Massimo Dutti en Milán y la tienda de Stradivarius en París.

Estas nuevas aperturas se hacen en el marco de un modelo de negocio que funciona a pleno rendimiento, con gran potencial de crecimiento de futuro y con una inversión prevista en 2022 de unos 1.100 millones de euros. A largo plazo, Inditex ha ido registrando un beneficio neto de 1.794 millones de euros durante el primer semestre de su ejercicio fiscal 2022/2023.