El grupo automovilístico alemán BMW finalizó el primer trimestre de 2022 con un beneficio neto de 10.185 millones de euros, lo que supone más que triplicar (+259,5%) los 2.833 millones de euros que ganó en dichos meses de 2021, según las cuentas trimetrales de la empresa publicadas este jueves.

BMW Group indicó que sus operaciones en el primer cuarto del ejercicio se vieron afectadas de forma positiva por la política de precios y el ‘mix’ de ventas alcanzado, así como por la consolidación en su negocio de la ‘joint venture’ china BMW Brilliance Automotive.

BMW BRILLIANCE

La empresa apuntó que la aportación de esta consolidación de BMW Brilliance Automotive, desde el pasado 11 de febrero, motivó que el retorno antes de impuestos sobre ingresos se situase en el 39,3%, aunque bajaría al 18,4% sin tener en cuenta los efectos de dicha operación.

El pasado 11 de febrero, BMW adquirió un 25% adicional en la empresa conjunta china que mantiene con la firma local Brilliance, denominada BMW Brilliance Automotive (BBA), por lo que elevó su participación en la firma al 75%.

BMW destacó que la reevaluación de su actual participación del 50% en BBA tendrá un impacto positivo único sobre el resultado financiero de su división de Automoción de entre 7.000 y 8.000 millones de euros.

En los tres primeros meses del ejercicio actual, el grupo contabilizó una facturación de 31.142 millones de euros, lo que representa un aumento del 16,3%, al tiempo que el beneficio antes de impuesto se disparó un 226,4%, hasta 12.227 millones de euros.

La compañía que preside Oliver Zipse comercializó 519.796 vehículos de la marca BMW en el primer trimestre, un 7,3% menos, así como 75.487 unidades de Mini, un 1,1% más, y 1.624 Rolls-Royce, un 17,7% de subida.

Asimismo, las matriculaciones de motocicletas de la multinacional alemana alcanzaron un volumen de 47.403 unidades entre enero y marzo, lo que se traduce en un aumento del 11,3% en la cmparativa con las 42.592 unidades entregadas en dichos meses de 2021.

El grupo automovilístico con sede en Munich finalizó el pasado ejercicio con un volumen mundial de plantilla de 118.909 trabajadores, mientras que su beneficio operativo se incrementó un 12,1%, hasta 3.391 millones de euros.

A pesar de la volatilidad del mercado, el consorcio ha confirmado su previsión de resultados para el año completo, aunque indicó que continuará monitorizando la situación geopolítica, así como el desarrollo de los precios y los mercados energéticos.

Así, BMW cerrará 2022 con un margen operativo de entre el 7% y el 9%, al tiempo que mejorará sus beneficios antes de impuestos y también aumentará su plantilla. Las matriculaciones de la división de Automoción se mantendrán en línea con los registros de 2021.