El ganadero de reses bravas Pedro Trapote Mateo, de 52 años de edad, ha sido encontrado muerto esta madrugada en su finca de “Las Majadillas”, en el término de la localidad sevillana de Castillo de las Guardas.

Fuentes del entorno familiar de Trapote, que era el hijo mayor del famoso empresario también llamado Pedro Trapote, no han detallado las causas de su fallecimiento aunque se baraja la posibilidad de un infarto. En la mañana de este martes había acudido a un hospital sevillano para ser atendido por unas molestias que él consideró relacionadas con síntomas de covid-19, recoge el diario ABC.

Pedro Trapote Mateo nació el 7 de abril de 1969 en Barcelona, donde su padre trabajaba como empleado de banca. La familia se trasladó pronto a Madrid, donde Trapote se crió y ayudó en los crecientes negocios familiares en el sector del ocio nocturno, entre ellos la conocida discoteca Joy Eslava, en la calle Arenal de Madrid.

Casado, y posteriormente divorciado, con una hija del matador de toros Pepe Dominguín, con la que tuvo dos hijos, Trapote residía desde hace unos años en la finca “Las Majadillas”, administrando la ganadería familiar de “Toros de la Plata”, creada en 1997 con reses de procedencia Manolo González.

Posteriormente, la familia adquirió también a los hermanos Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez las reses de la ganadería heredada por éstos de su abuelo Antonio Ordóñez, así como la finca “Los Tinahones”, en la localidad también sevillana de Constantina, hasta ahora igualmente a su cargo.