Mariano Puig Planas (Barcelona, 1927), expresidente de Puig y miembro fundador del Instituto de Empresa Familiar en España, ha muerto este martes a los 93 años. El empresario barcelonés era miembro de la segunda generación de la familia Puig y protagonizó la expansión internacional de la compañía.

Puig Planas estaba casado y era padre de cuatro hijos y una hija. Doctor ingeniero químico y graduado en IESE (1964) y desde joven estableció lazos con Estados Unidos, el Caribe y Francia.

A finales de los años 50 impulsó la distribución de la fragancia Agua Lavanda Puig en mercados como Estados Unidos. Más tarde firmó la representación de la marca Max Factor, firma cosmética que distribuyó en España durante más de 15 años. A finales de los años 60 firmó un convenio con el diseñador Paco Rabanne para la creación de sus fragancias, hito que impulsó la expansión internacional de la compañía.

No fue el único diseñador que confió en el grupo Puig para el diseño de sus fragancias. En 1987 acordó con Carolina Herrera la producción de sus perfumes y en 1995 negoció la compra de su división de moda.

Instituto de Empresa Familiar

Además de ser fundador del Instituto de Empresa Familiar en España, lo presidió de 1995 a 1997, y fue miembro de la FBN y del European Family Business, entre muchas otras entidades. Asimismo, fue patrono de la Fundación Princesa de Asturias, y Felipe VI le entregó en febrero de 2019 el Premio Reino de España por su trayectoria empresarial.

Entre los reconocimientos obtenidos destaca la Gold Medal del Spanish Institute de Nueva York (1999). En 1998, en representación de la familia Puig recibió el Distinguished Family Business Award, en Laussane (Suiza), de manos del IMD, y en 2003 el Familiy Business Award de la Kellogg University, en Chicago (Estados Unidos).

En 2014 recibió la Medalla de Honor de Foment del Treball a la Trayectoria Empresarial y en 2016, el Gobierno le otorgó la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

Además, fue deportista en su juventud, especialmente aficionado al mar, y también obtuvo la Medalla de Plata al Mérito Deportivo (1963) y la Medalla al Mérito Naval (distintivo blanco) en 1996. Fue presidente también de la Federación Española de Esquí Náutico, durante la cual se organizó el Campeonato del Mundo en Banyoles (Girona) en 1971.