El empresario italiano Leonardo Del Vecchio, fundador del grupo italiano Luxottica y presidente del grupo EssilorLuxottica tras la fusión de la propietaria de las marcas de gafas Ray-Ban y Oakley con la francesa Essilor en 2018, ha fallecido a los 87 años de edad, según ha confirmado este lunes el fabricante de productos de óptica y optometría.

«EssilorLuxottica anuncia hoy con tristeza que su presidente, Leonardo Del Vecchio, ha fallecido. La compañía expresa sus más profundas condolencias a la familia y a la comunidad global de empleados por esta enorme pérdida», ha informado la multinacional en un comunicado, donde ha señalado que la junta se reunirá para determinar los próximos pasos.

El holding luxemburgués Delfin, que representa los intereses de los fundadores de Luxxotica, la familia Del Vecchio, controla actualmente un 32,08% del capital social de la multinacional, surgida de la fusión en octubre de 2018 entre la compañía francesa propietaria de Varilux y del dueño italiano de Ray-Ban y Oakley.

Además de esta participación en EssilorLuxxottica, el holding cuenta con inversiones también en entidades financieras del país transalpino como Mediobanca, Assicurazioni Generali y UniCredit.

Del orfanato a multimillonario

Nacido en una familia humilde en Milán en 1935 y huérfano de padre, fue confiado por su madre al orfanato Martinitt donde permaneció hasta graduarse de la escuela secundaria, tras lo que comenzó a trabajar a los 15 años en una fábrica, que compaginó con clases nocturnas de diseño industrial.

En 1961, a los 25 años, el empresario fundó Luxottica. Bajo su liderazgo, adquirió Sunglass Hut, Ray-Ban y Oakley y creció hasta fabricar gafas para prácticamente todas las marcas, incluidas Bulgari y Chanel.

Desde 1995, Luxottica era el mayor productor y distribuidor del mercado óptico mundial. En la actualidad, el grupo EssilorLuxxottica cuenta con alrededor de 180.000 empleados en todo el mundo y alcanzó una facturación de 21.500 millones de euros.

Del Vecchio es la 52 persona más rica del mundo en el ranking de multimillonarios de FORBES, con un patrimonio aproximado de 25.000 millones de dólares en el momento de su muerte, y la segunda de italia, solo por detrás de Giovanni Ferrero,