Grupo Tragsa ha registrado una cifra de negocio de 1.018 millones de euros en 2020, frente a los 876 millones del año anterior, y un resultado consolidado de 23,8 millones de euros, en comparación a los 6,4 millones de 2019. La compañía consolida así la senda de resultados positivos por tercer año consecutivo.

Esta cifra, que no se alcanzaba en estas magnitudes desde 2010, ha sido el resultado de las más de 4.300 actuaciones llevadas a cabo por Tragsa y Tragsatec, las dos empresas del Grupo, durante el pasado año, en campos tan diversos como el ámbito rural, la ingeniería, la gestión administrativa o las emergencias, entre otras.

La cartera de negocio a 31 de diciembre de 2020 ha ascendido a 1.357 millones de euros, mejorando también la del año anterior en más de 137 millones y marcando un nuevo máximo histórico.

El Consejo acordó proponer a la Junta General de Accionistas de la Sociedad dominante que, del resultado positivo del ejercicio 2020 después de impuestos de 18,8 millones de euros, se destine la cifra de 5,6 millones de euros a reservas voluntarias, y 13,1 millones de euros a reparto de dividendos.

Este resultado después de impuestos mejora el del año anterior en más de 7 millones de euros. El dividendo por acción este año será de 444,66 euros, lo que supone un incremento en términos porcentuales de casi el 103% respecto del año anterior, con 6,7 millones de euros más repartidos entre los accionistas, todos ellos administraciones públicas (Administración General del Estado, Comunidades Autónomas, Ciudades Autónomas, Diputaciones Provinciales y Forales, y Consells, y Cabildos insulares).

Por otro lado, Grupo Tragsa, cuyo principal accionista es SEPI y su órgano de tutela es el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, opera como medio propio de las administraciones públicas, lo que significa que recibe encargos directos de las mismas, conforme a las tarifas públicas que cada año se aprueban, y cuya revisión está prevista próximamente.

​Los resultados de 2020 consolidan la evolución de Grupo Tragsa iniciada hace tres años y le permiten encarar el actual ejercicio con la fortaleza suficiente para responder de forma ágil, flexible y conforme a su rol de medio propio de las administraciones públicas, según ha comunicado la empresa.

El presidente de Grupo Tragsa, Jesús Casas, ha destacado que estas cuentas “consolidan la evolución de la compañía iniciada hace tres años y le permiten encarar el actual ejercicio con la fortaleza suficiente para responder de forma ágil, flexible y conforme a su rol central de medio propio de las administraciones públicas en el ámbito estatal, autonómico y local”.

Dilatada experiencia

Ingeniero Superior de Montes por la Universidad Politécnica de Madrid, Jesús Casas es el presidente de Grupo Tragsa.

Antes de incorporarse a la compañía ocupaba desde 2015 el cargo de director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias.

El ejecutivo ocupó entre 2012 y 2015 el cargo de subdirector general de Programas del Instituto de la Mujer en el antiguo MInisterio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Entre 2008 y 2012 fue director general de Desarrollo Sostenible del Medio Rural del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y director conservador de los Parques Nacionales de Doñana, Tablas de Daimiel y Picos de Europa.

Además, coordinó entre 1997 y 1999 el equipo redactor del Plan Director de la Red Nacional de Parques Nacionales.