La Confederación Española de Comercio (CEC) ha pedido que se apueste por el comercio de proximidad este Black Friday y ha estimado una participación de entre el 40 y el 45% de los comercios de proximidad en la campaña de Black Friday más digital y decisiva de la historia.

“La mayoría lo harán arrastrados por otros formatos comerciales o resignados, para evitar perder las ventas de la Campaña de Navidad, que se adelantan a estas fechas”, ha señalado Pedro Campo, presidente de la CEC.

Según datos de la confederación, para el 60% del comercio es inviable mantener la actual dinámica de descuentos debido a los márgenes tan pequeños que les ha dejado la crisis derivada del coronavirus.

En este sentido, la CEC considera que, si el Black Friday se circunscribiera realmente a 24 horas, podría resultar positivo de cara a dinamizar las ventas y aportar visibilidad al comercio; sin embargo, la realidad es que para muchas marcas y grandes cadenas, esta campaña arranca ya el día 11 de noviembre con el Día del Soltero, se prolonga con el Cyber Monday, enlaza con una ya debilitada campaña de Navidad y Reyes y culmina con las rebajas de invierno, dando lugar así a una auténtica “maratón” de descuentos que, ya resultaba “insostenible” en años anteriores y que en el contexto actual, “puede suponer el cierre de muchos negocios”.

A la caída de facturación, que alcanza el 50% en algunos subsectores del comercio respecto a 2019, se le suma ahora el aumento de gasto al que tienen que hacer frente muchos de ellos, con la devolución de los créditos ICO y la demora de impuestos.

El organismo insiste en que, para el comercio de proximidad, “prolongar la duración de esta campaña supone un suicidio a largo plazo“, ya que se traduce en una arbitrariedad en los precios, a la vez que desvirtúa las rebajas de invierno y debilita las ventas.

Apoyo al comercio local

Recuerda además que, entre los meses de noviembre y diciembre, muchos subsectores del comercio registran el 50-60% de su facturación anual, por lo que, de no acercarnos a cifras de años anteriores, podrá suponer el cierre de hasta el 50% de los comercios de proximidad.

Por todo ello, la CEC pide a los consumidores que apoyen al comercio local y de proximidad en esta campaña de Black Friday y la posterior Campaña de Navidad, para contribuir a la recuperación económica de un sector que se ha visto especialmente afectado por el Covid-19.

Así mismo, ha pedido a los comerciantes que quieran participar en esta campaña, a que lo hagan con descuentos moderados, que no destrocen sus márgenes, y que se centren en poner en valor los beneficios del comercio de proximidad.

Impulsar el sector

Pedro Campo Iglesias fue elegido presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC) por el Comité Ejecutivo de la organización, y ratificado posteriormente por su Asamblea General, en junio de 2019.

El directivo, que hasta ese momento ocupaba el cargo de vicepresidente primero, asumió la presidencia con la voluntad de impulsar un sector tan importante como es el de la distribución comercial minorista, y con el objetivo de “continuar defendiendo los intereses del pequeño y mediano comercio y ayudarles a afrontar los nuevos desafíos económicos y sociales”.

Campo compagina este cargo con el de presidente de la Confederación empresarial de Comercio de Bizkaia (CECOBI).

Así mismo, es vicepresidente primero de la Confederación Empresarial de Bizkaia (CEBEK) y vicepresidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME).

Con una gran tradición familiar en el comercio, Pedro Campo proviene del sector del mueble, siendo fundador de la Asociación del Mueble de Bizkaia (AMUBI).