El sector turístico está siendo uno de los más castigados por el coronavirus. Hoteles, alojamientos turísticos, transportes… Todos los segmentos empleándose para adaptarse a la ‘nueva normalidad’, como ya lo hace Baleària.

La compañía está trabajando desde hace unas semanas para ser la primera naviera a nivel mundial en obtener la etiqueta Global Safe Site Covid-19 en su máximo grado (Excellence) por parte de la entidad de certificación e inspección internacional Bureau Veritas, que certificará que sus buques y las estaciones marítimas que gestiona llevan a cabo procedimientos específicos, planes de limpieza, medidas organizativas y personales de protección para prevenir el COVID-19.

Desde este lunes, Baleària mide de forma periódica la posible presencia del virus en superficie para poder obtener dicha categoría excelente del certificado. En concreto, la compañía, con sede en Dénia (Alicante), mide la temperatura a todos los pasajeros y conductores de camiones antes de embarcar en alguno de sus buques, entre ellos en la ruta entre los puertos de Ceuta y Algeciras (Cádiz).

La naviera, que apuesta por el transporte sostenible y la utilización de gas licuado, está presidida por Adolfo Utor. El directivo, máximo accionista de la compañía, ocupa el puesto 87 en la lista Forbes de los 100 españoles más ricos, con una fortuna de 300 millones de euros en 2019.

Utor capitaneó la creación de Balària en 1998 y la ha convertido en líder del transporte marítimo de pasajeros y carga. Además, preside la Comisión de Líneas Regulares de ANAVE (asociación de la que fue presidente de 2009 a 2015) y es miembro de la Junta Directiva de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), de Exceltur y de la Mesa del Turismo Nacional. A su vez, es también presidente del Consejo Social de la Universidad de Alicante.