La multinacional de hemoderivados Grifols ha registrado un beneficio de 186,4 millones de euros en el primer trimestre de 2020, lo que supone un 63% más en comparación a los 114,4 millones obtenidos en el mismo periodo del año precedente, a causa, principalmente, del impacto positivo de la operación con Shanghai Raas y pese a la crisis sanitaria del coronavirus.

Por otro lado, la farmacéutica catalana ha confirmado que su proyecto de diagnóstico para el COVID-19 va por el buen camino y que los primeros lotes estarán disponibles a principios de mayo, según publica Expansión.

Grifols está presidida por Víctor Grifols Roura desde el 1 de enero de 2017, quien es también miembro del consejo de administración de Criteria Caixa desde 2014.

Desde 1985 hasta su nombramiento como presidente no ejecutivo ejerció como consejero delegado y máximo ejecutivo del Grupo, sucediendo en tales tareas a su padre, Víctor Grifols Lucas, y encabezando la reorganización de 1987 que dio lugar a la actual estructura del Grupo.

Grifols Roura, licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Barcelona, se incorporó a la multinacional en 1973 como director de Exportaciones, para luego ocupar el puesto de director de Ventas.

Grifols: “Lo que no me deja dormir es la vacuna sobre el Alzhéimer en la que estamos trabajando”