Borges, en el marco de su plan estratégico ‘Comprometidos por Naturaleza’, ha dado un paso más a favor del medio ambiente y la sostenibilidad con la transición hacia el consumo de energía verde, procedente de fuentes renovables.

Desde principios de 2020, el 94% de la energía de los centros productivos que tiene el grupo por todo el mundo provendrá de fuentes renovables, un proyecto con el que la multinacional estima que logrará reducir las emisiones de CO2 procedentes de la electricidad que consume su actividad, lo que se traducirá en un ahorro de emisiones a la atmósfera de 8.820 toneladas de CO2, reduciendo así la huella de carbono.

Esta iniciativa está liderada por Josep Pont Amenós, la máxima autoridad del grupo. El directivo es consejero delegado de Pont Family Holding, cabecera del grupo de empresas de la familia Pont, y presidente de BAIN (Borges Agricultural & Industrial Nuts). A su vez, forma parte del Consejo de BAIN y de Borges International Group.

Profesor Mercantil y MBA por la Universidad de Georgia (USA), cuenta con más de 45 años de experiencia ejerciendo diversos puestos de responsabilidad, a todos los niveles, en el Grupo Borges International Group.