Javier Hidalgo, CEO de Globalia desde hace algo más de dos años, ha firmado este lunes la venta de Air Europa a Iberia por 1.000 millones de euros, la operación más sonada del grupo de los últimos años.

El empresario fue nombrado consejero delegado por Juan José Hidalgo, presidente ejecutivo de Globalia, en septiembre de 2016. Unos años antes, Javier había vendido su 5% de participación para emprender sus propios negocios, entre los que destaca la teleco PepePhone, actual filial de Grupo MásMóvil.

En aquel momento, las acciones de la compañía estaban divididas. El fundador de Globalia, Juan José Hidalgo, controlaba el 51,58% y entre los accionistas minoritarios se encontraban Banco Popular (9,9%), Unicaja (7%) y Abel Matutes (5,14%) –que adquirió su parte al hijo de Hidalgo.

Corto, pero intenso recorrido

Tras el verano de 2016, Javier Hidalgo tomó las riendas de la empresa familiar junto a Pedro Serrahima, quién fue nombrado director general. Ambos diseñaron un plan de diversificación para reducir la dependencia de Air Europa –el motor de Globalia– y digitalización. Unos meses después, esa unión se rompía y Serrahima dejaba el grupo.

En 2017, su primer ejercicio completo como CEO, Globalia volvió a la senda de la rentabilidad y ganó 16,33 millones de euros, frente a los números rojos de 17,87 millones de 2016.

A mediados de 2018, Javier Hidalgo volvió a tener participación en la compañía al comprar a Banco Santander el porcentaje que heredó de Popular, lo que le convirtió en el segundo inversor del grupo turístico con el 10%, por detrás de su padre (51,58%), y, al igual que sus hermanas María José y Cristina, tiene la doble condición de accionista y directivo de Globalia.

A principios de este año, Javier Hidalgo elevó al 17% su participación en la empresa tras adquirir de Unicaja un 7% del capital del grupo turístico, lo que le convierte en el segundo accionista de la compañía sólo por detrás de su padre y presidente de la compañía, Juan José Hidalgo.

Este lunes, IAG (Iberia, British Airways, Vueling, Air Lingus y Level) ha cerrado la compra de Air Europa a Globalia por 1.000 millones de euros. La aerolínea llevaba en manos de la familia Hidalgo casi 30 años y su venta certifica que Javier Hidalgo es el elegido para reinventar Globalia.