Miguel Montes, hasta ahora director de organización, recursos y corresponsable de banca de particulares del banco Sabadell, dejará la entidad en los próximos meses para jubilarse, así lo ha anunciado el consejero delegado de la entidad, César González-Bueno, en un acto con consejeros y directivos del banco catalán.

Las funciones que llevaba a cabo Montes se repartirán entre el responsable de banca de particulares, Jorge Rodríguez, y la actual directora de cumplimiento normativo, Sonia Quibus.

Montes, considerado como uno de los directivos más importantes de las últimas décadas de Sabadell, desde que aterrizó en la compañía en 2001, fue clave en el crecimiento de la entidad y su participación fue determinante en las adquisiciones e integraciones de empresas como Urquijo, CAM, Guipuzcoano, Banco Gallego y TSB.

En 2019, Montes ganó el Premio ComputerWorld al Directivo Más Influyente en Innovación, un galardón que reconoce a aquellos directivos que durante su carrera profesional han sabido impulsar el negocio de su organización manteniendo una apuesta clara por la innovación y la tecnología.

«El sector debe reivindicar que los bancos somos buenos por ser buenos bancos, no por hacer otra cosa. Somos buenos por ser capaces de integrar las novedades y deberíamos ser un poco mejores deshaciendo algunas cosas que realizamos tradicionalmente, pero nunca debemos dejar de ser lo que somos. Un banco es algo más que prestar servicios. Es reflejar de verdad una actividad regulada, con mucho valor social y clave para el funcionamiento de la economía”, dijo en una entrevista para Computerworld en 2019.

La jubilación de Montes supone la despedida de otro directivo histórico del banco, en los últimos dos años se han ido el exconsejero delegado Jaime Guardiola, el exdirector financiero Tomás Varela, y el exresponsable de banca corporativa José Nieto.