Platinum Equity ha comprado a la china Tianying la compañía española de limpieza viaria, recogida y tratamiento de residuos Urbaser –hasta 2016 filial de ACS encargada de estas actividades– a través de una transacción que valora la empresa en 4.200 millones de dólares (3.500 millones de euros).

Según informa el fondo estadounidense, Urbaser, que registró unos ingresos de 2.300 millones de euros en 2020, cuenta con una plantilla superior a los 50.000 empleados en 25 países, prestando servicio a más de 70 millones de personas en 8 millones de kilómetros de calles y manteniendo 25 millones de metros cuadrados de áreas verdes.

Asimismo, la firma opera 133 centros de tratamiento de residuos con un total de 20 millones de toneladas tratadas. También produce 1.500 gigavatios hora (GWh) de electricidad a partir de los residuos y en los últimos dos años ha evitado la emisión a la atmósfera de 2 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2).

Cuidando el entorno

José María López Piñol es el consejero delegado de Urbaser, cuyo objetivo es «contribuir de manera firme al desarrollo sostenible a través de la eficiencia en nuestros servicios y en una clara apuesta por la innovación».

En este sentido, el directivo asegura que Urbaser quiere ser «un referente» para el sector, «liderando la oferta de soluciones innovadoras que fortalezcan los principios de la Economía Circular y la Gestión Medioambiental».

Para López, «preservar el uso de los recursos naturales y su conservación es la única forma de garantizar el desarrollo de las generaciones futuras». Por ello, la compañía «trabaja sobre unos principios asentados en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas«.