BBVA y El Celler de Can Roca lanzan ‘Ropa Recicla’, una inciativa que va un paso más allá en el propósito de ayudar en la transición hacia una vida más ecológica en el marco del proyecto de ‘Gastronomía Sostenible’.

En su compromiso conjunto con la sostenibilidad, el reciclaje y la economía circular, el proyecto ‘Ropa Recicla’ nace para evitar que los residuos plásticos que se generan en las cocinas de El Celler de Can Roca se conviertan en elementos contaminantes para el entorno natural y con el objetivo de darles una segunda vida útil, según explican sus impulsores.

La colección de ‘Ropa Recicla’ incluye todo tipo de piezas textiles que serán utilizadas por las personas que intervienen en el día a día del restaurante, desde americanas y pantalones, hasta delantales, gabardinas, camisas y las chaquetas de chef de los hermanos Roca, así como otros complementos como mascarillas.

Estos textiles, desarrollados en colaboración con la empresa española Textil Santanderina, están elaborados con fibras hechas a base de poliéster reciclado, algodón reciclado y algodón orgánico.

‘Maestro de maestros’

Su primer contacto con el vino se remonta a la bodega del sótano de la fonda de sus padres. Josep Roca tenía 8 años, y fluía con gracia ya entonces de la bodega al comedor. Pronto forjó, entre juegos, una relación íntima con sus dos grandes talentos: el vino y la sala.

Hoy, es maestro del arte del maridaje, y maestro de ceremonias en la sala de El Celler de Can Roca, el restaurante que regenta junto a sus hermanos, Joan y Jordi.

Josep, que se llama a sí mismo camarero de vinos, se formó académicamente en la Escola d’Hostaleria de Girona, como sus hermanos. Dedica su tiempo libre a la divulgación y la formación, tanto sobre el mundo del vino como sobre la gestión de equipos, en las conferencias que dicta internacionalmente, y también como profesor.

En la actualidad, dirige en la Universitat de Girona un Curso de Especialización para sumilleres e imparte algunas asignaturas en el Grado de Turismo y Enología de la misma Universidad.

Su primera experiencia vínica en el mundo editorial fue de la mano de Marcel Gorgori, con Vins compartits, fruto de una amistad forjada en el programa En Clau de Vi de TV3. En 2016 publica Tras las viñas. Un viaje al alma de los vinos en colaboración con la Dra. Imma Puig. Escribe también una columna de vinos en La Vanguardia.

Su dilatada trayectoria se ha visto reconocida con diferentes galardones como el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Maître de Sala (2004), el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Sumiller (2010), el Premio de la Academia Internacional de Gastronomía al Mejor Sumiller (2005 y 2011) y el Premio Gueridón de Oro al mejor Maître de Sala (2013).