Francisco Lara será el presidente de Pelayo Seguros en sustitución de José Boada, que se despide de la compañía por alcanzar los 65 años, edad fijada en los estatutos de la empresa para la jubilación de sus consejeros ejecutivos.

En este sentido, se ha previsto proponer a Francisco Gómez Alvado, actual director de Clientes y Oferta, como nuevo director general, cargo que ha desempeñado Lara hasta ahora.

Asimismo, se jubila Severino Martínez, vicepresidente de Pelayo Seguros, tras cumplir 70 años, el límite fijado para los consejeros no ejecutivos. Anna Birulés, exministra de Ciencia y Tecnología y actaul consejera y presidenta de la comisión de inversiones de la entidad, tomará el testigo del directivo.

El consejo de administración ha aprobado estos cambios en la junta celebrada el lunes 8 de febrero y el próximo mes de marzo se llevará a la Asamblea de Mutualistas. El relevo se producirá finales del primer trimestre, cuando sea ratificado con el consejo de administración de la entidad.

Larga trayectoria en el sector seguros

Francisco Lara se unió a Pelayo Seguros en junio de 2007 como subdirector general corporativo. Diez años después, fue nombrado consejero ejecutivo del Consejo de Administración, posición que ha compaginado con la director general de la entidad desde octubre de 2017.

Además, es consejero del Consejo de Administración de Agropelayo (julio 2016) y Pelayo Vida (septiembre 2017).

Lara ya había formado parte del equipo de Pelayo en una etapa anterior. Entre febrero de 1998 y marzo de 2001 fue director de Auditoría Interna.

Entre ambos periodos, el directivo ha ejercido como director general de Munat Seguros y Reaseguros (2001-2007).

El directivo comenzó su trayectoria profesional en Ernst & Young como Auditor de Cuentas en 1990, posición que ocupó hasta 1998.