Iberdrola ha nombrado tres nuevos consejeros delegados, culminando así la homogeneización de la estructura de gobierno de las filiales de los principales países en los que opera.

La compañía ha nombrado a Ángeles Santamaría, Keith Anderson y Enrique Alba como nuevos consejeros delegados de Iberdrola en España, ScottishPower e Iberdrola México, respectivamente. Se unen a los dos consejos delegados que ya venían ejerciendo esta función, James Torgerson en Avangrid (Estados Unidos), y Mario Ruiz Tagle en Neoenergia (Brasil).

Entre las funciones de estos nuevos cargos estará implementar las políticas corporativas establecidas por el consejo de administración de Iberdrola, maximizar el valor de los activos y la cuenta de resultados de cada país así como representar a la empresa ante las instituciones que corresponda.

“Iberdrola culmina una reestructuración del modelo organizativo alineada con las mejores prácticas de gobierno corporativo y que le permite encarar con las mejores garantías de éxito los ambiciosos retos plasmados en las perspectivas estratégicas 2018-2022”, tal y como ha destacado la compañía. Un periodo en el que Iberdrola invertirá 32.000 millones de euros con el fin de sentar las bases para lograr un crecimiento sostenible en la próxima década.