Mar Raventós, una de las mujeres más elegantes del panorama empresarial español , dejará la presidencia del grupo Codorniú a finales de este año. Javier Pagés, el hasta la fecha consejero delegado de la compañía, será quien asuma el cargo.

Mar Raventós entró a formar parte de la empresa en 1976 y, tras pasar por diversos departamos, accedió en 1998 a la presidencia en relevo de su primo Manuel Raventós Artés. Durante su etapa como presidenta, Codorníu ha afrontado una importante expansión internacional y ha abierto nuevas bodegas en Argentina, Ribera del Duero, Huesca y Priorat. Sin embargo, también ha tenido que sortear la caída del consumo por la crisis en España.

En cuanto a Javier Pagés, miembro también de la familia, lleva desde 2006 ejerciendo como director general del grupo. Tras este cambio dentro de la compañía, se dará paso a un proceso de selección para elegir al nuevo ejecutivo que ostente el cargo.

Codorniú ha cerrado el primer semestre del ejercicio fiscal 2017/18 -de julio a diciembre de 2017- con beneficios de 11 millones de euros, lo que se traduce en un 61% más con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El área internacional representa el 47% de sus ventas, mientras que en el segmento de cava, que representa el 50% de la cifra de negocio del grupo, la compañía creció un 3% en el mercado nacional.