El español José Antonio Ramos Calamonte ha sido designado «con efecto inmediato» nuevo CEO de la firma de textil británica Asos, especializada en la venta de ropa online y donde ocupaba desde enero de 2021 la dirección comercial.

Ramos, de 50 años, cuenta con una trayectoria de 18 años en el sector del comercio minorista, tras haber desempeñado diversas funciones de responsabilidad en empresas como Carrefour en España, Inditex o Salsa Jeans en Portugal.

«José es la persona adecuada para liderar Asos en la siguiente fase de crecimiento y la junta está encantada de que se convierta en consejero delegado en un momento tan importante», ha indicado Ian Dyson, presidente de la compañía, quien abandonará el cargo que ha ocupado os últimos nueve años el próximo 1 de agosto, siendo reemplazado por Jorgen Lindemann.

De su lado, el español ha destacado que Asos es un gran negocio con una marca sólida y una oferta atractiva para el cliente. «Espero trabajar con la junta, el resto del equipo ejecutivo y todos nuestros colegas de Asos para cumplir todos los días con nuestros clientes en todo el mundo y crear valor sostenible a largo plazo para todas las partes interesadas«, ha añadido.

Según ha indicado la firma británica, el nuevo consejero delegado de Asos recibirá un salario base de 700.000 libras anuales (809.675 euros), así como una bonificación anual de hasta el 150% del salario. Asimismo, tendrá derecho a primas del plan de incentivos a largo plazo de Asos de hasta el 250% del salario.

Previsiones a la baja

Por otro lado, Asos ha revisado a la baja sus previsiones para el ejercicio fiscal en curso, que concluirá el próximo agosto, para reflejar la incertidumbre respecto de los hábitos de los consumidores.

De este modo, ahora prevé que su beneficio antes de impuestos oscilará entre los 20 y los 60 millones de libras (23 y 69 millones de euros), frente al anterior rango de entre 110 y 140 millones de libras (127 y 162 millones de euros).

«Lo que ahora está claro, en base al aumento significativo en las tasas de devolución que hemos visto, es que esta presión inflacionaria está afectando cada vez más el comportamiento de compra de nuestros clientes», ha advertido el director de operaciones de Asos, Mat Dunn.