Óscar Orellana ha sido nombrado CEO de Wunderman Thompson España, compañía en la que desarrolla su trayectoria profesional desde 1999, año en el que se unió como director de cuentas.

Dentro de la agencia, el directivo ha pasado por diferentes posiciones: fue designado director general de Wunderman Barcelona en 2002, cargo que desarrolló hasta que en junio 2018 pasó a ser director general de Wunderman España. Tras poco más de un año, fue nombrado director general de Wunderman Thompson Spain.

Este licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Autónoma de Barcelona inició su trayectoria profesional en 1992 como ejecutivo de cuentas en Mussons&Asociados, hasta que tiempo después se unió al equipo de la agencia de marketing promocional PYC.

Antes de unirse a la por aquel entonces denominada Wunderman Cato Johnson, desarrolló su trayectoria profesional en Below Marketing, primero como ejecutivo de cuentas (1996) y después como supervisor de cuentas (1997-1998).

Largo camino hasta convertirse en Wunderman Thompson España

Orellana se incorporó a la agencia cuando se llamaba Wunderman Cato Johnson –durante un breve espacio de tiempo se llamó WCJ–, nombre que cambió cuando fue adquirida por WPP y pasó a ser Wunderman, designación que mantuvo hasta que en 2019 nació Wunderman Thompson donde ah ejercido como director general desde entonces.

Para el propio Orellana, el ascenso «es un reconocimiento al trabajo que empezamos a principio del 2020 cuando lanzamos Wunderman Thompson en España. Allí iniciamos un proceso de integración de equipos y capacidades, que hemos ido modelando con el tiempo y al que hemos sumado más talento de perfiles tan diferentes como complementarios, hasta configurar una nueva agencia que pone la estrategia y la creatividad en el centro con una visión integral del consumidor y de su experiencia con la marca. Realmente tengo la suerte de liderar un proyecto ilusionante y poder hacerlo rodeado de un equipo excelente que va sobrado de compromiso y de talento», según recoge Dircomfidencial.