Ha llegado el momento del relevo en la dirección de la relojera suiza Patek Philippe en la Península Ibérica, cuyos designios han estado ligados desde hace años a un hombre, John J. Vergotti, quien construyó una fructífera relación comercial con detallistas y clientes de la compañía. 

El ejecutivo aterrizó en España en 2006 después de haber trabajado en lo que fue Vendôme (hoy el coloso relojero Richemont), en el grupo Swatch, otro gigante en la industria del reloj suizo, y en la pequeña relojera Bovet 1822. Ahora, Vergotti se jubila, y cede el paso a Mario Giménez, que gestionará la filial española de la manufactura ginebrina, así como los 20 puntos de venta que la marca tiene entre España, Portugal y Andorra. 

Con más de 20 años de experiencia en el sector de la alta gama, Giménez ha ocupado cargos de dirección en Loewe, Pedro del Hierro y Richemont (donde ha sido director de Panerai en España y Portugal durante más de una década, vacante que ahora acepta Jorge Suárez). 

Su amplia trayectoria le ha brindado un profundo conocimiento multisectorial (moda, accesorios, relojería) tanto en el mercado nacional como internacional. Con ese bagaje accede a uno de los puestos más codiciados del sector en España. 

Giménez se distingue por su habilidad y liderazgo dando valor al trabajo en equipo. Se define como un “apasionado del producto, de las personas y del desarrollo de la marca”