Louis Vuitton vuelve a la America’s Cup como patrocinador principal de la 37ª edición, que se celebrará en Barcelona, denominándose Louis Vuitton-America’s Cup. Las dos instituciones comparten una misma visión innovadora que combina la mejora del rendimiento con el respeto de tradiciones centenarias. Ambas adoptan los mismos enfoques en ámbitos como el diseño 3D y la combinación de materiales sostenibles y ligeros, ya sea en la fabricación de los Baúles Trofeo o de los foils (hidroalas) que permiten a los AC40 y AC75 deslizarse cada vez más rápido por el agua.

La Maison francesa retomará la historia que comenzó en 1983 desde donde la dejó, creando el trofeo de la Louis Vuitton Cup y dos inéditos Baúles Trofeo para la Louis Vuitton Cup y la America’s Cup. Los baúles se fabricarán a medida en el histórico taller de Louis Vuitton en Asnières para transportar respectivamente dos trofeos: la Auld Mug –el aguamanil de plata que se entrega al ganador de la America’s Cup desde 1851, considerado el trofeo deportivo internacional más antiguo del mundo– y la Louis Vuitton Cup, un trofeo creado por iniciativa de la Maison que se entrega al ganador de la competición homónima desde 1983. Una vez más, el ‘Challenger’ que ostente la Louis VuittonCup tendrá la oportunidad de surcar las aguas del Mediterráneo para desafiar al ‘Defender’, ganador de la edición anterior: este año, Emirates Team New Zealand.

«Es un inmenso orgullo para nosotros volver a esta competición histórica como Title Partner. El Port Vell de Barcelona será el escenario de un despliegue de elegancia y potencia, donde los equipos competirán con audacia, talento y maestría en unos veleros cada vez más innovadores. Estos valores reflejan igualmente el espíritu de Louis Vuitton y de sus artesanos», afirma Pietro Beccari, presidente y chief executive officer de Louis Vuitton. 

Una historia legendaria

Louis Vuitton lleva 40 años alimentando las leyendas de la America’s Cup, desde Estados Unidos hasta Australia, pasando por las Bermudas, Hong Kong, Dubai, Francia y España: las leyendas de una competición centenaria con códigos fascinantes, de sus formatos de regata tantas veces reinventados, de regatistas y artesanos excepcionales, y de actuaciones memorables en todo el planeta.

Fundadas con pocos años de diferencia –la America’s Cup en 1851 y Louis Vuitton en 1854–, ambas instituciones han seguido trayectorias paralelas durante 130 años. En 1983, sus caminos se cruzaron cuando Louis Vuitton se ofreció a conceder un trofeo específico para un enfrentamiento entre el Defensor de la competición y los «Challengers». Louis Vuitton siguió, año tras año, mejorando considerablemente la visibilidad y el prestigio de la America’s Cup.

La última de las tres Regatas Preliminares, la Youth & Puig Women’s America’s Cup, la Louis Vuitton Cup y la 37ª Louis Vuitton America’s Cup tendrán lugar desde finales de agosto hasta finales de octubre de 2024.