El rey emérito volverá a España este fin de semana después de casi dos años alejado de nuestro país. Lo adelantó el periodista Fernando Ónega en «Más de uno» de Onda Cero y ahora es el alcalde de la ciudad de Sanxenxo, Telmo Martín, quien ha confirmado que Juan Carlos I «estará este fin de semana para disfrutar de la regata». 

Se prevé que realice una visita a La Zarzuela para verse con Felipe VI, pero el rey emérito regresa con la mirada puesta en la serie de la Copa de España organizada por el Real Club Náutico de Sanxenxo, que se llevará a cabo del 20 al 22 de mayo y donde participará el «Bribon 500». Una cita que sirve de previa al Mundial, el Xacobeo 6mR Worlds, y en la que se espera que la participación supere la veintena de equipos. 

Juan Carlos I, amante de la vela, buscará tomar el pulso a la competición de su «Bribon 500» –del armador José Cusí–, que recientemente ha ganado el Trofeo Xacobeo, aunque no se sabe si subirá a bordo o lo verá como espectador. Se trata de una embarcación ligada al Rey Emérito y que forma parte de la clase 6 metros: un barco monocasco y que, al contrario de lo se puede pensar, no hace referencia a la eslora del barco, sino a la fórmula. Esta embarcación tiene una eslora de 11 metros. Fue clase olímpica entre 1908 y 1952.

Sigue leyendo este artículo en Nautik Magazine, el espacio de Forbes España sobre Economía Azul