Tres europeas forman parte del top ten de las mujeres más poderosas del mundo, según el ranking anual que elabora cada año Forbes USA: Angela Merkel (Alemania, #1), Christine Lagarde (Francia, #6) y Ana Botín (España, #10). Según un estudio elaborado por Catalyst, una organización sin ánimo de lucro que analiza a la mujer en el mercado laboral, el 4% de las mujeres disponen de las mejores oficinas de las empresas del S&P 500, uno de los índices bursátiles más importantes de Estados Unidos y el más representativo de la situación real del mercado. En cuanto a puestos de liderazgo, representan el 25% de esas empresas.

Pero la lista de este año hace que nos planteemos qué significa poder. Hablar de poder es relativo, por eso este año nos referimos a la influencia y el control que estas mujeres tienen en el mundo. Para ello, el estudio se ha basado en varios factores: el dinero (patrimonio neto, ingresos de la empresa, PIB…), presencia en los medios de comunicación, esferas públicas, influencia, impacto… Analizando cada factor dentro y fuera del sector en el que se manejan (política, ciencia, medios de comunicación, tecnología, finanzas…). Con cada vez más mujeres tras las mesas presidenciales, se ha reducido el número de celebrities y ha aumentado el número de mujeres políticas o líderes de potentes empresas. Descubra quiénes son estas mujeres en esta fotogalería.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11555]