Tom Brady logró seis Super Bowls en 20 temporadas con los New England Patriots. Y, desde este domingo, tiene un séptimo título con su nuevo equipo, los Tampa Bay Buccaneers, campeones de la Super Bowl de 2021.

Este palmarés lo ha convertido en uno de los jugadores mejor pagados de la NFL de todos los tiempos, con unos 350 millones de dólares ganados a lo largo de su carrera. Una cifra que le ha permitido al veterano deportista adquirir un sinfín de propiedades inmobiliarias.

Tras dejar los Patriots la temporada pasada para jugar en los Tampa Buccaneers, Brady, de 43 años, y su esposa, la supermodelo Gisele Bündchen, dejaron Nueva Inglaterra en diciembre. La pareja vendió su mansión de 12.000 metros cuadrados en Brookline, Massachusetts, con un estudio de yoga y una sala de vinos, por 32,5 millones de dólares.

En ese momento, los Brady estaban alquilando la finca de 30.000 metros cuadrados de Derek Jeter en Tampa, apodada “San Jetersburg”.

A finales del año pasado, Brady y Bündchen pagaron 17 millones de dólares por una propiedad en el “búnker de los multimillonarios”, la isla de Indian Creek, en el condado de Miami-Dade, Florida. Entre sus nuevos vecinos se encuentran Jared Kushner e Ivanka Trump.

Indian Creek Island (Instagram)

Esta es la última de la larga lista de inmuebles de Brady. Aquí te contamos cuales.

Infancia en San Mateo, California

Los padres de Brady compraron una casa de cuatro dormitorios en San Mateo en 1977, en la que viven desde entonces. Un inmueble que vale más de 2 millones de dólares, según las estimaciones de Zillow, un precio muy superior al que pagaron ellos.

Su primer ático: 310 Beacon Street, Boston

Después de años en Nueva Inglaterra, Brady y Bündchen se mudaron a este ático triplex de 5.300 metros cuadrados en el Back Bay de Boston en 2012. El inmueble contaba con un gimnasio, dos terrazas en la azotea y cinco chimeneas.

En 2014, su precio de alquiler era de 35.000 dólares al mes. Se estima que cuando la compraron, en 2006, costó 6,2 millones de dólares y fue vendida seis años después, en 2012, por 9,2 millones de dólares.

Brentwood, California

Brady y Bündchen vendieron esta finca de cinco dormitorios –con un estanque lleno de carpas, una piscina infinita y una sauna– al magnate del hip-hop Dr. Dre en 2014.

Con más de 18.000 metros cuadrados, esta mansión de piedra caliza también cuenta con un spa subterráneo, una cabaña, una biblioteca y un muelle de madera. Fue adquirida por 11,75 millones de dólares en 2008 y vendida por 40 millones de dólares en 2014.

Brookline, Massachusetts

Esta casa hecha a medida se encuentra en el perímetro de The Country Club, un lugar de  exclusivo al que, según se dice, Brady no quiso unirse durante años.

Brady y Bündchen intentaron vender la propiedad por 39,5 millones de dólares, antes de rebajar el precio 7 millones.

El matrimonio la adquirió por 4,5 millones de dólares en 2013 y la vendió por 32,5 millones de dólares el pasado año.

Yellowstone Club, Montana

Brady es miembro de este exclusivo resort cerca de Big Sky, Montana que cuenta con socios como Jessica Biel y Justin Timberlake, y Bill y Melinda Gates.

Según se informa, convertirse en miembro cuesta 300.000 dólares, además del precio de la compra de la propiedad, que también es un requisito. Eso puede suponer 25 millones de dólares o más.

One Madison Tower, Nueva York

Un ascensor privado conduce a este apartamento de gran altura, que ocupa una planta entera en el distrito Flatiron de Nueva York.

Ventanas del suelo al techo, tres dormitorios y vistas envolventes de Manhattan o una isla de mármol blanco en la cocina hacen de este inmueble un sueño hecho realidad.

Fue adquirido por 11,7 millones de dólares en 2014 y vendido por 13,95 millones de dólares en 2018.

Gisele Bündchen (Instagram)
70 Vestry Street, Nueva York

Situado en el duodécimo piso de un edificio diseñado por Robert A.M. Stern en Tribeca, este apartamento tiene cinco dormitorios y un total de 5.000 metros cuadrados.

Gisele Bündchen (Instagram)

Al parecer, la pareja vendió el inmueble a principios de este año por 36,8 millones de dólares. Lo compraron por 25,5 millones de dólares en 2016.

Búnker de multimillonarios: Indian Creek, Florida

A finales del año pasado, Brady y Bündchen se gastaron 17 millones de dólares en una casa en uno de los enclaves más exclusivos del mundo: Indian Creek, en Miami.

Gisele Bündchen (Instagram)

Además de Jared e Ivanka Trump, entre sus nuevos vecinos se encuentran los multimillonarios Carl Icahn, Norman Braman, Jaime Gilinski Bacal y Edward Lampert, así como el cantante Julio Iglesias.