Baños en los que nos gustaría perdernos

La guía de viajes Lonely Planet nos ha vuelto a sorprender. Esta vez con su nuevo libro Toilette: A Spotter Guide, un recorrido por los retretes más exóticos del mundo. Situados en espectaculares escenarios del planeta, el toilette se convierte en un foco de atención de una manera que nunca habríamos imaginado. “Como todo viajero experimentado sabe, se puede decir mucho de un lugar por sus baños”, dice la introducción del libro. Gracias a estos lugares, ir al baño será unas de las experiencia más memorables de tus viajes.

Baños en los que nos gustaría perdernos

Chott el Djerid, Túnez.
Estos “baños de confort” de carretera están cerca del desierto tunecino donde se grabó Star Wars. ¡Qué la fuerza te acompañe!

Baños en los que nos gustaría perdernos

Wellington, Nueva Zelanda.
El “baño langosta” en el paseo marítimo de la capital neozelandesa.

Baños en los que nos gustaría perdernos

Campo Barafu, Tanzania.
Se encuentra a 4.600 metros de altura en el monte Kilimanjaro, lo que lo convierte en el baño más alto de África. Todo un privilegio necesitarlo.

Baños en los que nos gustaría perdernos

Monasterio Thiksey, Ladakh, India.
Un baño con vistas en toda regla, situado en una colina a unos 20 km de Leh en Ladakh, India, Thiksey es un monasterio budista tibetano de la secta Sombrero Amarillo (Gelugpa). Por lo que nos ayuda a deducir que todo está pensado para que las ideas y la filosofía fluya por la mente de quienes pasen por aquí.

Baños en los que nos gustaría perdernos

Isla del baño cerca de Placencia, Bélice.
No tenemos muy clara su utilidad, pero desde luego que no nos importaría hacer una parada aquí.

Baños en los que nos gustaría perdernos

Krafla, Islandia.
Su origen es un enigma, pero lo que queda claro es que este baño no es apto para los amantes de la intimidad.

Baños en los que nos gustaría perdernos

Playa de Jericoacoara, Brasil.
Lo que más nos llama la atención de estos baños es que en mitad del oasis brasileiro tengan el detalle de distinguir para “él” y para “ella”.

Baños en los que nos gustaría perdernos

Foshan, China.
Hecha de 10.000 retretes, lavabos y orinales, esta ‘fuente’ es un homenaje a la capital mundial de la cerámica, Foshan (China).

Baños en los que nos gustaría perdernos

British Columbia, Canadá.
Quizá te cruces con osos por el camino, pero la localización de este retrete no tiene desperdicio. Situado en el Taylor Arm Provincial Park, una zona de naturaleza salvaje al norte de región canadiense British Columbia.

Baños en los que nos gustaría perdernos

El ártico, Canadá.
La cortina naranja que rodea el retrete no es para dar más intimidad, sino para evitar que acabes congelado a los -80ºC de media que suele hacer.

Baños en los que nos gustaría perdernos

El espacio.
Este es un prototipo del retrete que se suele usar en el espacio. Desde luego que la gravedad puede dificultar determinadas situaciones.

[td_smart_list_end]