Esta es la pregunta planteada por Youthonomics, un nuevo grupo de reflexión con sede en París que se dedica a estudiar a los jóvenes. Aunque quizá se trate de un planteamiento extremo, los fundadores de esta iniciativa, José Ramos-Horta y Félix Marquardt, se centraron en estudiar las perspectivas económicas de los jóvenes.

¿Qué podría suceder si, por primera vez, una generación opta por no transmitir nada a la siguiente? El aumento de responsabilidad de generaciones mayores (planes de jubilación y disminución de la confianza hacia sus propios años dorados) son los principales problemas económicos a los que se enfrenta la juventud.

Para medir cómo los jóvenes se están haciendo con el mundo, Youthonomics ha lanzado un ranking de 64 países (nosotros recogemos los 15 mejores y peores países donde ser joven). Define a los jóvenes como personas entre 15 y 29 años y el índice se basa en 59 criterios que incluyen: tasas de desempleo juvenil, calidad y costo de la educación, la accesibilidad a la vivienda, el déficit público, el acceso a la tecnología, la libertad política y religiosa y la edad media de los funcionarios electos (solo incluye a países a los que se les pueda aplicar los 59 puntos, por lo que países más pequeños, pobres o en guerra quedan excluídos).

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11498]