No muy lejos de la ciudad más inteligente del mundo (Londres), se encuentran siete ciudades españolas que forman parte de las 50 ciudades más inteligentes de Europa (de acuerdo con el ranking de la Escuela de Negocios IESE).

Mientras que las personas nos sometemos a pruebas de cociente intelectual para medir nuestra inteligencia, ¿a qué se someten las ciudades para ser consideradas “inteligentes”? No basta con ser un paraíso para nuestra vista.

Según el estudio, la clave está en el equilibrio entre diversos factores: la implementación de tecnologías pioneras, la búsqueda de la eficiencia en la gestión de recursos o mejores servicios o la calidad de vida de los ciudadanos y visitantes. Es decir, garantizar un futuro inteligente.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11495]