Novak Djokovic tiene prohibido entrar a EE UU porque no se ha puesto la vacuna contra el covid 19. Roger Federer permanece fuera de juego por una lesión en la rodilla. Serena Williams jugará lo que se espera que sea su último Grand Slam, y Rafael Nadal, obstaculizado por una lesión abdominal, reconoce abiertamente que su propio retiro podría ser inminente. Este es el panorama con el que dará comienzo el Abierto de Estados Unidos en Nueva York el próximo lunes, en el que los campeones individuales ganarán 2,6 millones de dólares. A pesar de la falta de las cuatro estrellas, muchos de los recién llegados están listos para reemplazarlos en el firmamento del tenis, y ya están avanzando financieramente.

A los 41 años, Federer sigue siendo el tenista mejor pagado del mundo por decimoséptimo año consecutivo, recaudando un estimado de $90 millones antes de impuestos y honorarios de agentes en los últimos 12 meses, a pesar de no jugar un solo partido, pero el segundo lugar ahora pertenece firmemente a Naomi Osaka, de 24 años, ganó un estimado de 56,2 millones de dólares el año pasado. La siguen entre los cinco primeros Williams (35,1 millones), Nadal (31,4 millones) y Djokovic (27,1 millones), pero justo detrás de ellos está Emma Raducanu, de 19 años, quien hace su debut en la tabla de clasificación de ganancias de tenis de Forbes en el No. 6 con 21,1 millones de dólares. Daniil Medvedev, el ruso de 26 años que es el jugador masculino mejor clasificado del mundo, recaudó aproximadamente 19,3 millones para aterrizar en el No. 7; y Carlos Alcaraz salta a la clasificación en No. 10 con 10,9 millones.

Combinados, los diez principales ganadores del tenis ganaron un estimado de 316 millones de dólares, una cifra similar a los 320 millones del año pasado, aunque menor que los 343 millones de 2020. Pero el total fuera de la cancha del grupo de 285 millones de dólares de patrocinios, apariciones y otros esfuerzos comerciales representa un récord histórico, superando los 281 millones del año pasado.

La infusión de sangre fresca es una buena noticia para un deporte que ha sido gobernado por el mismo puñado de nombres durante las últimas dos décadas. Williams, de 40 años, quien anunció en un ensayo del 9 de agosto para Vogue que se estaba preparando para retirarse, ganó 23 títulos de Grand Slam en individuales, un récord para la era abierta del tenis, y ganó más de 440 millones a lo largo de su carrera, fácilmente el máximo histórico para una atleta femenina. Su valor neto estimado de 260 millones la ubica en el puesto 90 entre las mujeres más ricas de Estados Unidos que se hicieron a sí mismas.

Del lado de los hombres, Nadal, de 36 años, ganador del Abierto de Australia y el Abierto de Francia de este año, ha obtenido un récord de 22 títulos de Grand Slam en individuales; Djokovic, de 35 años, tiene 21 después de su triunfo en Wimbledon el mes pasado; y Federer tiene 20. En los últimos 76 Slams, que datan de 2003, solo 13 títulos de individuales masculinos han sido ganados por otra persona. Y las tres superestrellas han sido igual de intimidantes fuera de la cancha: Federer es uno de los siete atletas que han ganado al menos 1 mil millones de dólares antes de impuestos; Nadal ganó aproximadamente 500 millones de dólares; y Djokovic más de 470 millones de dólares .

Su dominio ha sido tan completo que los expertos en tenis hablan de una «generación perdida»: jugadores de entre 20 y 30 años que nunca ascendieron a la cima del deporte porque los Tres Grandes se demoraron tanto. Pero ya sea porque esta nueva generación de jugadores es más talentosa o simplemente porque Federer y Nadal finalmente están comenzando a ceder el escenario, el tenis masculino parece estar listo para entrar pronto en su próxima era, con Medvedev y Alcaraz siendo perseguidos en la carrera de ganancias por Casper Ruud (con ganancias estimadas de 10,4 millones de dólares el año pasado), Stefanos Tsitsipas (8,9 millones) y Alexander Zverev (8,3 millones).

1. Roger Federer

  • Total: 90 millones de dólares
  • Edad: 41
  • País: Suiza
  • En la cancha: 0 dólares
  • Fuera de la cancha: 90 millones de dólares

2. Naomi Osaka

  • Total: 56,2 milllones de dólares
  • Edad: 24
  • País: Japón
  • En la cancha: 1,2 millones de dólares
  • Fuera de la cancha: 55 millones de dólares

3. Serena Williams

  • Total: 35,1 millones de dólares
  • Edad: 40
  • País: EE UU
  • En la cancha: 0,1 millones
  • Fuera de la cancha: 35 millones de dólares

4. Rafael Nadal

  • Total: 31,4 millones de dólares
  • Edad: 36
  • País: España
  • En la cancha: 6,4 millones de dólares
  • Fuera de la cancha: 25 millones de dólares

5. Novak Djokovic

  • Total: 27,1 millones de dólares
  • Edad: 35
  • País: Serbia
  • En la cancha: 7,1 millones de dólares
  • Fuera de la cancha: 20 millones de dólares

6. Emma Raducanu

  • Total: 21,1 millones de dólares
  • Edad: 19
  • País: Reino Unido
  • En la cancha: 3,1 millones de dólares
  • Fuera de la cancha: 18 millones de dólares

7. Daniil Medvedev

  • Total: 19,3 millones de dólares
  • Edad: 26
  • País: Rusia
  • En la cancha: 7,3 millones de dólares
  • Fuera de la cancha: 12 millones de dólares

8. Kei Nishikori

  • Total: 13,2 millones de dólares
  • Edad: 32
  • País: Japón
  • En la cancha: 0,2 millones de dólares
  • Fuera de la cancha: 13 millones de dólares

9. Venus Williams

  • Total: 12 millones de dólares
  • Edad: 42
  • País: EE UU
  • En la cancha: 0,03 millones de dólares
  • Fuera de la cancha: 12 millones de dólares

10. Carlos Alcaraz

  • Total: 10,9 millones de dólares
  • Edad: 19
  • País: España
  • En la cancha: 5,9 millones de dólares
  • Fuera de la cancha: 5 millones de dólares

Metodología

Las cifras de ganancias en la cancha reflejan los premios en metálico recaudados en los últimos 12 meses, desde el US Open de 2021. Las estimaciones de ganancias fuera de la cancha se determinan a través de conversaciones con expertos de la industria y reflejan los ingresos por patrocinios, apariciones, licencias y recuerdos, así como las ganancias en efectivo de cualquier negocio operado por el jugador. Los ingresos por inversiones, como los pagos de intereses o los dividendos, no están incluidos, pero Forbes sí contabiliza los pagos de las participaciones de capital que han vendido los atletas. Forbes no deduce impuestos ni honorarios de agentes.