El el nuevo estudio presentado en la reunión anual de la Radiological Society of North America (RSNA), investigadores de la Universidad de Bonn en Alemania analizaron a los profesionales de la atención médica de emergencia, que a menudo trabajan horas erráticas y turnos nocturnos, con mucho estrés. Una veintena de radiólogos sanos dejaron que sus corazones fueran analizados después de un turno de 24 horas, durmiendo solo 3 horas. También se midió la presión arterial y la frecuencia cardiaca y proporcionaron muestras de sangre y orina. La comparación de las dos imágenes mostró aumentos en la tensión cardíaca, que puede ser un precursor de problemas en el mismo. Los médicos también mostraron aumentos en la presión arterial, el ritmo cardíaco y las hormonas tiroideas, que se liberan en respuesta al estrés.

El tamaño del estudio aún es pequeño y se necesita más investigación para entender completamente la relación entre el sueño y la salud del corazón. Pero los investigadores señalan que su estudio es uno de los primeros en considerar los efectos reales de la privación del sueño en el corazón. Dado que hay muchas personas que realizan trabajos de turno regulares, la investigación continua podría proporcionar una visión significativa de la salud bajo los efectos de acumulación de sueño.