Hay mucho más que ser un ingeniero de software para ser capaz de programar: se puede programar bien y se puede identificar, caracterizar, resolver y codificar soluciones a problemas, pero también hay habilidades de comunicación y colaboración.

Seis años después de que John L. Miller, colaborador de Forbes, comenzara a programar, pensó que habría sido un candidato por Google. Sin embargo, ya podría haber aplicado a esta empresa después de tal vez una o dos mil horas de experiencia de programación. Eso es menos de un año a tiempo completo.

Algunas personas podrían trabajar como ingeniero de software durante treinta años y aún no ser capaces de trabajar para Google. Otros aprenderán la programación en la universidad y serán tan buenos – y tan buenos para Google – que serán contratados con sólo mil horas de experiencia en codificación.

Trabajar duro en el aprendizaje y la programación es la clave para mejorar. Trabajar duro y entregar buenos resultados mejorará tus posibilidades de poder trabajar en Google, pero nada lo garantiza. Así que disfruta de tu carrera profesional y progresa mientras trabajas hacia este objetivo.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=6017]